Tras su injustificable acción durante el Gran Premio Octo di San Marino e della Riviera di Rimini, Romano Fenati está viviendo una pesadilla. Su equipo ha rescindido de sus contratos después de que fuese suspendido durante dos carreras por el Mundial de MotoGP, y ahora es la ficalía de Rimini quién le sigue la pista.

Según la prensa italiana se ha abierto una investigación para determinar si la acción de Fenati podría ser considerada un intento de homicidio o de lesiones. La fiscalía estaría interesada en abrir un caso.

vía- motogp

Por otro lado la madre de Romano, Sabrina Fenati, anunció a través de su cuenta de Facebook que están recopilando todos los comentarios amenazantes e hirientes sobre su hijo para tomar cartas en el asunto, después de que se haya abierto dicha investigación.

“Hemos creado un gran equipo que está recopilando voluntariamente todas las cosas violentas y amenazantes que hemos recibido. Recopilaremos con tristeza todo e informaremos a las autoridades competentes de todos aquellos que han herido y amenazado. Pediremos una indemnización por los daños sufridos por cualquier imagen. Todo se donará a las víctimas del ciberacoso”

“Hemos enviado una denuncia ante el fiscal de Rímini para investigar lo ocurrido”, asegura Codacons, que pide al poder judicial que evalúe si el gesto de Romano puede establecer un delito penal, incluido un intento de asesinato, y “proceder en su contra con la acción penal que se considere apropiada”.

Aún con todo esto, el italiano cuenta con el apoyo de muchos de sus compañeros que no justifican su acción pero le animan a que vuelva en un futuro, por que según Joan Mir, todos merecen una tercera oportunidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + catorce =