https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

La soledad no es la mejor compañera de viaje cuando tu deseo es llegar a lo más alto. Y es que cuando las fuerzas flaquean y la fe se empieza a perder viendo que tu objetivo se aleja año tras año, no tener a nadie en quien poder apoyarte es otra piedra más en el camino.

Y en dicha situación se encuentra Kemba Walker en los últimos años. Tras siete temporadas en la Liga, Kemba sigue en la misma situación que cuando llegó. Obligado a cargar con el peso de una franquicia y envuelto en el papel de líder del equipo, son ya varios años en los que el talentoso base pedía a gritos un compañero de viaje que le ayude.

Kemba Walker, líder en Charlotte

Porque van siendo muchas las temporadas en las que el rendimiento individual y sus ganas por volver a llevar a los Charlotte Hornets a codearse con los mejores se quedan sin premio. Y es que lleva a la franquicia hasta donde puede, siempre rindiendo a un nivel estratosférico y cargando con todo el peso de la franquicia  a las espaldas.

Parece, por fin, que en esta nueva temporada no estará solo. Las llegadas de Miles Bridges (vía Draft), de toda una entidad en la liga como Tony Parker y, casi la más importante, de un entrenador con las ideas clara como James Borrego hacen pensar que la soledad de Kemba en Charlotte puede estar llegando a su fin.

Miles Bridges tiene potencial para ser la segunda espada que tanto tiempo llevan reclamando en Charlotte y que tanto les esta costando encontrar vía Draft. Si el joven alero consigue demostrar en la cancha las cualidades que atesora será una gran noticia para los intereses de Charlotte y Kemba Walker.

Para dotar al equipo de calidad y veteranía quien mejor que Tony Parker. El francés es un ganador y ha sido carne de post-temporada desde su llegada a la NBA, y en este nuevo curso no se conformará con menos. Además de aportar su calidad, su carácter ganador y su experiencia, la llegada de Tony dota al equipo de un perfil que han echado en falta en estos años como es el de contar con un base suplente de garantías que pueda dar minutos de descanso a Kemba.

Tony Parker, durante el media day. Vía zimbio.com

Y la que más cambio conlleva en el equipo es la llegada de James Borrego. Otro discípulo más de Popovich que hace las maletas para iniciar su camino en solitario. A su llegada, Borrego busca imponer un estilo distinto al de las anteriores temporadas, muy cercano al estilo Spurs con mucho movimiento de balón para generar ventajas y encontrar buenas situaciones de tiro. Algo que sin duda a un jugador como Kemba le viene como anillo al dedo y que seguro que hará aumentar más aún su nivel.

Además de estas llegadas en los Charlotte Hornets no podemos perder de vista un posible crecimiento de jugadores jóvenes como Malik Monk. El escolta comienza su temporada como ‘Sophomore’ tras una temporada ‘Rookie’ que nos dejó fríos a todos. Esta nueva temporada se plantea como una nueva oportunidad para empezar a demostrar sus cualidades ofensivas y dar un paso adelante en el equipo.

Las piezas para empezar a hacer de Charlotte un equipo que se codee con los mejores del Este ya están y solo queda ver como se desarrolla la temporada.

Algo a tener en cuenta al pensar en el proyecto de Hornets es la salida al mercado de Kemba en el verano de 2019. De como se dé la temporada y cuales sean sus sensaciones respecto al proyecto de los Hornets dependerán gran parte de las opciones de volver a ver a Kemba vestido con la camiseta de Hornets la temporada que viene.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =