Imagen de LaLiga
https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

Arrancaba el partido del fin de semana y Barcelona jugaba al toque con un Madrid que presionaba arriba. A pesar de la jugaba de Bale y Benzema que dejó la pelota por encima del arco llegó el minuto 11′ donde Rakitic le pone un pase al mejor Jordi Alba para dejar a Coutinho solo frente al arco y definir el primero. Barcelona ganaba 1-0 con solo un remate al arco por parte de ambos conjuntos.

El estadio estaba expectante de más fútbol y los técnicos veían en distintos escenarios lo que parecía ser un control blaugrana. El regalo de Nacho a Arthur se convirtió en el símbolo de un Madrid que tenía muchas dudas en defensa y Courtois empezaba a ser figura del encuentro.

Seguia pasando el tiempo y se produce una jugada irregular en él área merengue cuando en un centro el francés Varane toca con el pie a Suárez. Sánchez Martínez decide ir al VAR y pita la pena máxima para los culés, de esta manera el videoarbitraje se estrena en el Clásico y Suárez pone el segundo de los locales.

Terminaba el primer tiempo y el partido pintaba a monólogo con un Madrid que no podía retener la pelota ante el mejor Barcelona colectivo de la temporada.

Un partido distinto 

Empezaba el segundo tiempo y Vázquez entraba de lateral derecho por un Varane que no figuraba en el campo tras 45 minutos. Vázquez tocaba la primera para Isco que continúa la acción al área y tras una serie de rebotes el brasileño Marcelo pone el descuento. Es dos a uno en el minuto 50 y empezaba otro juego.

Todo cambiaría con el Madrid yendo hacia adelante con un orden distinto. El cambio se vería con el palo de Modric y los merengues se hacían con la pelota y las oportunidades en un cambio de partido en 360 grados.

El aire de partidazo llegaba con una oportunidad de Suárez que pegó también en el travesaño y el Clásico ya tomaba otro aire: un juego de ida y vuelta.

Con ello el Barcelona intentó dar un respiro y con la imagen de Jordi Alba que seguía haciendo desastres por flanco derecho sin importar la llegada de Vázquez o el cambio de Nacho al centro los lideres de Liga se volvieron a poner a tope ante un Madrid que también tuvo dos con la figura de Benzema pero no pudo concretar.

El golpe final llegaría con Suárez firmando el doblete tras una genial contra con un centro extraño de Sergi Roberto para el pistolero. Era tres a uno y el partido parecía dejar más sensaciones.

Marcelo vuelve a resentirse de su golpe ante el Viktoria Pilsen y tiene que salir del campo por Mariano Díaz con lágrimas en los ojos.

Para empezar el baile final el Barcelona recuperaba un balón en pies de Sergi Roberto y Suárez define como él sabe hacer: Se la pica a Courtois y pone el Hat Trick y todo a partir del error de Ramos. Es cuatro a uno y el clásico pintaba culé.

Finalmente entraba Vidal y Dembelé que se combinaban de manera increíble y “El Rey” cabeceaba para la paliza de 5-1 sin Messi. La fiesta estaba servida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 − 8 =