https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

Francesco Bagnaia se ha hecho con su primer título tras quedar tercer en el Gran Premio de Malasia. Con 21 ha cumplido su mayor sueño, convertirse en Campeón del Mundo. Pecco se convertía en campeón el mismo día en el que el hermano pequeño de su mentor Valentino Rossi, Luca Marini, lograba su primera victoria en el Mundial.

Fue un día redondo para el SKY Racing Team VR46, primero y tercero en el podio. título para el #42 y primer campeonato para el equipo del VR46.

“Ver a todas esa gente a mi lado en la celebración ha sido emocionante, hemos logrado el mejor resultado posible del equipo, hemos hecho un gran trabajo. No sólo como resultado, también como grupo, todos juntos, explicó Bagnaia bastante emocionado.

La corona ha sido el lazo perfecto para una increíble temporada del italiano. Ha conseguido 5 poles y subir diez veces al podio, ocho de ellas desde lo más alto (Qatar, Austin, Le Mans, Assen, Austria, San Marino, Tailandia y Japón). Ha sido una temporada excepcional, el del VR46 no ha fallado en ninguna carrera y cada vez que salía desde la pole se llevaba la victoria (Le Mans, Assen, Austria, San Marino y Japón).

Bagnaia en el parque cerrado/MotoGP.com

“Juntos es una palabra muy bonita para describir muy bien la temporada este año. Juntos hemos sido todos campeones del mundo”, insistía.

Bagnaia se mostró en todo momento agradecido al trabajo del equipo para conseguir el objetivo. “El Sky Racing Team VR46 y la Academy han hecho un trabajo enorme, porque si no hubiera sido por ellos posiblemente ahora mismo estaría en mi casa viendo las carreras por televisión. Les debo mucho, y también a mi familia y al equipo de Aspar”, recordó agradecido.

Los dos últimos equipos en los que he estado he crecido, me han hecho sentir un piloto de verdad y uno de los más fuertes. Gracias a ellos hoy estamos aquí, y también gracias a mi familia, a mi hermana que me ha seguido todo el año, a mi novia. Hemos obtenido algo increíble”.

A pesar de hacerse con su primer título, fue una carrera muy intensa: “Ha sido un día muy intenso. Hemos intentado mantener la concentración y trabajar bien. No quería exagerar [la situación] porque ese fue el error que cometimos en Phillip Island, hemos salido con otra mentalidad, mucho más libre”.

“Sabíamos que podíamos luchar por el podio, me esperaba a Quartararo más competitivo, pero por suerte no lo fue. Me bastaba el tercer puesto, teníamos ritmo para ganar, hubiera podido arriesgar un poco más para estar con Luca, pero no fue necesario, él merecía ganar, ha hecho un gran trabajo”, explicaba apoyando a su compañero de equipo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − 7 =