https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

La mala racha de Daniel Ricciardo no parece tener fin, ya que su suerte de las últimas carreras continúa; En el GP de Brasil de este fin de semana, el autraliano deberá cambiar el turbo de su motor Renault, y con ello penalizará de cara a la carrera del domingo.

Esta penalización se suma a la racha de 6 abandonos en los últimos 11 GPs (8 en total esta temporada) con la que el piloto de Red Bull parece ya hasta perder la sonrisa, llegando a tildar de ‘maldito’ a su propio coche.

Por suerte a Ricciardo las penas parecen durarle poco, y así es como explica y matiza sus sonoras palabras de México, en las que llegó a decir que cedería su coche a Pierre Gasly para las carreras que faltan:

“El domingo estaba muy enfadado pero por suerte los cabreos me duran poco, lo que tardo en levantarme el lunes y enfocar mi mente en la próxima carrera. Lo cierto es que ya es hasta una sensación familiar… Ha ocurrido tantas veces este año que lo único que piensas es por qué te ocurre esto de nuevo.”

©Red Bull

Lo que no acierta a concretar es qué le está ocurriendo este año, teniendo en cuenta que el año pasado los problemas se repartieron entre su monoplaza y el de su compañero Max Verstappen. De momento solo tiene una conclusión: mala suerte:

“A riesgo de sonar simple y bobo, lo único que puedo decir es que tengo mala suerte, y que este año casi toda la mala suerte recae en mi coche. Max también ha sufrido problemas, pero bastantes menos que yo, mientras que el año pasado estuvo más repartido; El sufrió la primera mitad, y yo la segunda.”

Para acabar, el australiano quiere ver lo positivo de su situación, y eso conlleva mirar hacia delante, con dos pruebas por disputar en las que espera despedirse del equipo que se lo dió todo como merece, y con su nueva alianza junto el equipo Renault a partir del año que viene:

“Tengo muchas ganas de afrontar este nuevo reto, aunque antes toca intentar firmar dos buenos resultados este año, pero no puedo negar que estoy emocionado y con muchas ganas de encarar el cambio de aires. Espero que mi mala suerte se quede en 2018.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 5 =