https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

Llegamos a la penúltima cita del calendario de Fórmula 1 con un tanto de nostalgia por saber que estos fines de semana de carreras terminarán más pronto que tarde, pero con una emoción que ha ido “in crescendo” en estas últimas carreras.

El GP de Brasil ha sido un carrerón, con verdaderos duelos de pilotos y de estrategias, pero con vistos de lo que podría ser la siguiente temporada que pinta será aún más espectacular! Así que sin más, vamos con lo que se ha hecho una tradición, las 10 claves.

10. Qualy de realidades. Emocionante, como han sido casi todas esta temporada, pero esta vez, más que cualquiera, pudimos notar las verdaderas diferencias, tanto de equipos como de pilotos. Lewis Hamilton se llevó la pole con manejo, no tanto con motor, los Ferrari pelearon hasta el final pero a la postre, otra vez el piloto hizo la diferencia. Red Bull definitivamente tiene el mejor auto y pilotos con verdaderas capacidades. Lo realmente espectacular no estuvo en los líderes, sino en las promesas. Charles Leclerc manda un claro mensaje, y es que el joven piloto monegasco mostró ayer algo que los fanáticos de la F1 habíamos querido ver desde hace mucho tiempo. Imposición, coraje, confianza, decisión. Me recuerda a Fernando Alonso más que a cualquier otro piloto en su juventud de la epoca reciente de la máxima categoría.

www.mercedesamgf1.com

9. McLaren se humilla solito. Quizá no sea ni para mencionarlo aquí, pero considero que además de la horripilante temporada, salvada por momentos por el asturiano, los de Woking han sabido hundirse ellos mismos, solitos. “No más radio por el resto de la carrera”, juzguen ustedes…

8. Decepciona Renault. Si bien la carrera en México fue una luz de esperanza para los franceses, el domingo demostraron que aún les falta para llegar a ser lo mejor del resto, aunque por números estén ahí. Decepcionante carrera para ellos, no hay más que decir.

7. Honda da esperanzas. Del otro lado de la moneda, en Honda pueden decir que han cumplido. Los Toro Rosso no brillaron en Brasil, pero el motor puso la nota para los de Faenza. Si de casualidad encuentran la potencia que esperan con confiabilidad, Red Bull será un verdadero dolor de muelas para los dos líderes si estos no encuentran mejor desempeño. Gracias Honda!

6. Haas demuestra que puede. Cuando sus pilotos salen a correr de verdad y se olvidan de las fallas o de los coches chocones, los de USA tienen con qué pelearle a los mortales. Esperemos que así sigan, es el equipo más joven y aún así ha demostrado verdaderos avances en sus autos.

5. El dolor de las ampollas. Varios equipos sufrieron demasiado con las gomas a pesar del clima. Las estrategias aquí valieron, y pudimos ver diferencias en como los equipos piensan ser ganadores (por supuesto, casi ninguno lo logra). Estrella para Red Bull por alargar la parada de Max Versttappen, y premio para Ferrari con la parada más rápida del año. Lástima que las gomas dijeron que para el manejo de Sebastian Vettel habría que cambiarlas dos veces.

4. Ferrari se conforma. Y no es para menos, después de los problemas del alemán, Kimi Räikkönen sacó la nota para los de Maranello al agenciarse otro podio. Con esto, cedieron de una buena vez el campeonato de constructores, pero hay que decirlo, esta ha sido su mejor temporada en 10 años en estadísticas puras. Los del Cavallino por fin encontraron maneras para enfrentar a Mercedes, esperemos que el año próximo se cierre aún más la lucha.

Clive Mason / Getty

3. El héroe no es Holandés. Si, Max hizo un carrerón, pero no es el héroe esta vez. Charles Leclerc será sin duda la pesadilla roja para la siguiente temporada. Teniendo un auto de media tabla para abajo, el domingo demostró lo grande que es, la pasión que tiene. Sus venas van llenas de combustible, su confianza abruma y sorprende, y su determinación por estar peleando lo que sea que tenga que pelear, ya sea una séptima posición o el liderato, les aseguro que asustan a más de uno en la parrilla. Guarden este comentario.

2. Hamilton y Mercedes. Pentacampeones ambos. Merecido paa ambos. Felicidades campeones!

1. Ser o no ser. Es verdad, Esteban Ocon se equivocó. Es verdad, la penalización que tuvo fue la máxima y apenas justa. Es verdad que Max pudo haber ganado. Ser un gran piloto o no serlo. Muchos dicen que el holandés es joven y por eso justifican sus acciones. Max ya no es un niño en la F1, tiene más experiencia que Ocon, y aún así vemos que no es el piloto que debería ser. No se justifica lo que hizo a pesar de lo caliente de la situación. La sanción que la FIA le impuso es ridícula. Otros tantos se esfuerzan porque Max les caiga “menos mal”, y esto, simplemente, tira a la barranca cualquier intención. Ser buen piloto en pista, o no ser buen piloto en ningún lado.

Red Bull Content Pool

Con esto me despido por ahora, en espera del desenlace de la temporada en Abu Dhabi, que pareciera sin interés porque todo ya está decidido, pero será especial porque ahí veremos la última carrera de Fernando Alonso en la F1. Se despide el bicampeón. Se va un pedacito de F1.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 8 =