Imagen de José de Haro
https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

Partido de la máxima igualdad el que se disputaba esta noche en el GC Arena entre claretianos y baskonistas, con 5 victorias cada uno hasta la fecha, en una nueva cita para la historia de un Granca cada vez más cómodo en la máxima competición continental.

Víctor García sorprendía en su convocatoria con la ausencia de Chris Evans y la presencia de Siim-Sander Vene y Luke Fischer, lo que acrecentaba la rumorología entorno a la posible salida del alero norteamericano tras no jugar tampoco ni un solo minuto ante la Penya el pasado domingo.

Dos canastas consecutivas de Rabaseda y dos certeros tiros libres de Radicevic daban a los claretianos la primera ventaja en el partido, ante un Baskonia que se aprovechaba de una pérdida infantil de Tillie para que Shengelia machacase brutalmente el aro amarillo colocando el 6-2 inicial.

Vildoza se ponía el mono de trabajo para recortar diferencias, pero el Granca mantenía la claridad de ideas en ataque para mantener controlados a los vitorianos, que tras un triple lejano de DJ Strawberry se quedaban a 4 puntos de ventaja mediado el primer asalto en el recinto de 7 Palmas.

El Granca se ponía en manos de Radicevic pero la buena defensa de Baskonia dificultaba la producción anotadora de los locales que se encomendaban al acierto de Pasecniks, que anulaba el efecto balsámico del triple de Matt Janning, manteniendo un diferencial a favor que se mantenía constante a pesar de los intentos de remontada de los vitorianos.

Un nuevo triple de DJ Fresa estiraba el chicle claretiano al tiempo que la batalla bajo ambos aros se recrudecía por momentos en busca del primer ganador parcial de la noche.

Balvin imponía sus centímetros en la pintura blaugrana, pero Marcelinho Huertas maquillaba el resultado con un triple liberado que mantenía a los suyos en el partido con 6 puntos de desventaja a falta de minuto y medio para el final del primer cuarto.

El show lo ponía Paulí con sus típicos vuelos sin motor que ponían el colofón a un primer cuarto de claro color amarillo a pesar del triple sobre la bocina de Shields que cerraba el asalto con un 27-22 en el marcador.

Imagen de José de Haro

5 puntos de Granger consecutivos ponían el 27 iguales en el inicio del segundo cuarto y Baskonia aprovechaba la incapacidad de los claretianos para destapar el aro de su rival, con más de 3 minutos sin anotar para desesperación del respetable.

Eulis Báez se vestía de cerrajero para liberar al Granca del cerrojo vitoriano con un triple lejano que devolvía la ventaja a los de Víctor García.

Pero Baskonia tiraba de su juego interior con Shengelia y Diop para dar la vuelta al electrónico a falta de 4 minutos y medio para el descanso, con un 30-31 que obligaba a Víctor García a detener el crono en busca de soluciones ante la falta de acierto de cara al aro de los canarios en el segundo cuarto.

El capi devolvía las tablas al marcador con un tiro libre anotado, seguido de un gorro memorable a Toke Shengelia que era celebrado por la Marea Amarilla como si de un triple se tratase.

Perasovic se movía nervioso en la banda y los vitorianos seguían aferrados a su poderío en la pintura para imponer su ley en un segundo cuarto en el que los canarios no terminaban de recuperar las sensaciones positivas del primero.

El Granca buscaba la reacción desde la inspiración de Radicevic, pero Baskonia respondía al fuego con fuego en una batalla sin cuartel por cada bola en juego, sobreviviendo a base de defensa para compensar la poca lucidez en ataque.

Un triple desde la esquina de Vildoza daba un nuevo empujón a los visitantes en la recta final de la primera mitad al que se llegaba con un 35-41 en el luminoso que dejaba todo abierto para la segunda parte.

Imagen de José de Haro

El Granca apretaba los dientes y comenzaba a picar piedra para derribar el muro defensivo vitoriano con Rabaseda y Báez como instigadores de la rebelión que intentaba frenar Janning con un triple lejano que les daba algo de oxígeno ante el empuje de los insulares en una gran puesta en escena en el arranque del tercer cuarto.

Janning y Vildoza mantenían la ventaja de un Baskonia que aprovechaba la falta de acierto de los canarios que seguían sobreviviendo gracias a la intensa defensa que no permitía tiros cómodos a sus huéspedes en la noche de hoy, en un Gran Canaria Arena con poco público, pero que no dejaba de apoyar a los suyos desde el primer minuto de partido.

El recrudecimiento en defensa de los vitorianos comenzaba a pasar factura al Granca que veía alejarse a su rival superando la barrera psicológica de los 10 puntos con un alley-oop de Shavon Shields con 3 minutos todavía por jugarse del tercer cuarto.

Luke Fischer tenía sus primeros minutos en pista tras su lesión y Shields volvía a aparecer en la esquina para ensartar un nuevo triple que dejaba a los amarillos contra las cuerdas a 1:54 para el final del tercer periodo con un 48-63 que ponía muy cuesta arriba el partido para los de Víctor García, que solicitaba un tiempo muerto en busca de soluciones a la sequía anotadora de sus hombres.

El Granca se aferraba a la fe gracias a un canastón de Paulí y un triple del eterno Albert Oliver, pero Shields, Granger y Huertas se encargaban de aplacar los ánimos con un arreó final que les dejaba el encuentro encarrilado a 10 minutos para el final con 53-68 en el marcador.

Imagen de José de Haro

Una canasta de media distancia de Diop añadía más madera a la caldera de la locomotora baskonista que parecía imparable rumbo a su 6ª victoria en Euroliga ante un Granca que seguía sin dar con la tecla del acierto ante un rival que una vez más lograba imponer su poderío físico amparado por la permisividad arbitral de la máxima competición continental sobre la que ya alertaba Víctor García en la previa del choque.

Paulí ponía el corazón sobre el parqué del GC Arena y la Marea Amarilla le reconocía al gerundense su despliegue físico en la noche de hoy en un partido que cada vez tenía un color más azulgrana.

El Granca maquillaba sus estadísticas con un certero triple centrado de Tillie y Balvin intercambiaba mates con Voigtmann en un duelo de egos de aro a aro que no permitía a los insulares poner nervioso a un Baskonia que controlaba a la perfección el partido que llegaba al +18 tras dos canastas a la contra de Shengelia y Vildoza que obligaban a Víctor García a detener el reloj a 5:45 para el final para poder evitar un marcador demasiado abultado en contra.

Radicevic se sacaba una delicatessen de asistencia de espaldas para Balvin de la manga, pero los minutos corrían a favor de un Baskonia ante el que Siim-Sander Vene debutaba oficialmente como jugador del Herbalife Gran Canaria consiguiendo su primer triple desde la esquina para deleite de la resignada afición claretiana que comenzaba a abandonar las gradas del Gran Canaria Arena a falta de algo más de 2 minutos para la conclusión del choque.

Los amarillos volvían a sumar desde fuera del perímetro mediante dos certeros triples de Tillie ante sus ex compañeros que maquillaban una derrota que cortaba la racha de los grancanarios de 3 victorias consecutivas en Euroliga, por un 71-84 que hacía justicia ante lo visto esta noche en el Gran Canaria Arena.

Imagen de José de Haro

Enlace a las estadísticas del partido

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =