Uno de los binomios que más expectación genera de cara a la próxima temporada es el que formará el equipo Red Bull con su nuevo proveedor de motores, Honda F1. Los japoneses se la juegan toda a una carta. Ante esto, han decidido no diseñar un nuevo motor, prefiriendo seguir mejorando la unidad de potencia que introdujeron en 2017.

El director técnico de Honda F1, Toyoharu Tanabe,  en declaraciones a Motorsport.com, se ha mostrado optimista con el diseño actual del motor, enfatizando también que este concepto aún no había alcanzado su máximo nivel:

“Podemos transferir el diseño o concepto actual de unidad de potencia, no sabemos exactamente cuál es el límite porque no hemos alcanzado un nivel tan alto, pero empezamos con un concepto y lo cambiamos para 2017”.

Asegura además que esta decisión se trata de una apuesta más segura hacia la fiabilidad y el rendimiento que lo que supondría la introducción de un nuevo modelo, aunque intentando en todo momento sacarle el mayor partido a la versión actual:

“Aprendimos anteriormente y lo cambiamos. La temporada pasada, seguimos con ese nuevo diseño y logramos mejorar tanto la fiabilidad como el rendimiento. En este momento creemos que ese cambio de concepto es el adecuado. Aun así, la intención de todo el equipo es la de ir refinándo poco a poco el concepto e intentar mejorarlo”.

@HondaRacingF1

Frente a los recientes rumores sobre los problemas surgidos en el desarrollo del motor, la postura tranquila y confiada de Tanabe hace pensar que estos no han supuesto un gran contratiempo para el fabricante:

“Cuando se cambia mucho el concepto de diseño, es muy difícil lograr fiabilidad. Depende del nivel de diseño, pero actualmente estoy más tranquilo manteniendo nuestro concepto actual. Ahora nos unimos a un nuevo equipo, un nuevo diseño de coche. Es un poco más fácil, porque el detalle está en la instalación del monoplaza”.

Unirse al equipo Red Bull tras sólo un año de compromiso con su equipo junior, Toro Rosso, supone un gran desafío para la marca japonesa, aunque esta apela a la buena relación entre ambos equipos como un gran punto a favor:

“Toro Rosso y Red Bull matienen una comunicación perfecta y eso ayudará seguro a Red Bull, porque Toro Rosso ya lleva un año con nosotros. Pueden encontrar un problema o alguna preocupación desde el punto de vista del chasis y acudir a nosotros para intentar hallar la solución. Si tuviésemos un diseño completamente nuevo o muy actualizado, se requeriría mucho más trabajo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 3 =