https://tercerequipo.com/2018/09/26/guia-de-la-liga-endesa-2018-19/

Día de domingo muy especial en el WiZink Center con un homenaje a toda una leyenda del Estu como Pancho Jasen. Tras el  reconocimiento previo al partido, también hubo tiempo para acordarse de Héctor Alderete, el canterano colegial que sufrió una lesión tras una sesión de entrenamiento con el primer equipo. Sus compañeros y todo el equipo mostraron su solidaridad con una camiseta en su apoyo que versaba ‘Ánimo Héctor’.

Tras el salto inicial, no se tardó en avivar el ambiente con Gentile protestando a los árbitros, mientras que aportaba a los suyos desde el primer segundo de partido. También se veía una buena versión de Victor Arteaga, el pívot estudiantil entró muy mentalizado en el partido y produciendo puntos. Al igual que hacía Dylan Ennis para los andorranos, que estaba teniendo su reto particular con Caner-Medley, anotando un triple frente a la defensa del ala-pívot colegial. Desde el triple llegaba también la respuesta de Estudiantes, de la mano de un Omar Cook que anotaba de manera consecutiva desde esa zona. Buenos minutos del Estu, asentado en su juego y consiguiendo puntos sencillos, como los de Edgar Vicedo a falta de pocos segundos para cerrar el cuarto con una bandeja exitosa. Andorra apuró y mandó al ataque a Ennis para jugársela frente a la marca de Suton, que logró superar sin ningún obstáculo para cerrar la internada y poner broche a los primeros 10 minutos con un marcador en desventaja para los suyos. 28-24 para el conjunto estudiantil.

En el segundo cuarto, el inicio no dejaba buenas sensaciones tras abrirse con dos perdidas de Hakanson que obligaron a pedir el tiempo muerto nada más comenzar. Además, el Estu había decaído en cuanto a sensaciones en la pintura. Ambos equipos empezaron a cometer errores en defensa, desencadenando la igualdad en el partido. Aunque, los andorranos eran más efectivos a la hora de finalizar y penalizando los errores de los de Berrocal. Mientras que Cook seguía lucido con su partido y siendo el mejor de los colegiales con 9 puntos, 3 rebotes y 6 asistencias, el Estu sobrevivía y seguía consiguiendo ventajas a pesar de que los visitantes lograran sacar momentáneamente del partido a Gentile tras una falta en ataque. La buena defensa de Caner-Medley fue determinante a la hora de cerrar el cuarto con una ventaja por uno a favor del conjunto estudiantil.

Tras el intermedio, llegó la hora de Gentile, el italiano levantaba a la grada con un 2+1 y enardecía el partido con su carácter y juego implantado en la pista. El partido cogía ritmo en todos los aspectos. Tanto en la grada como en la pista. En la grada porque los árbitros no aclaraban sus dudas y en la pista porque Walker y Gentile se estaban retando mutuamente, el primero con un poster sobre el italiano; y el segundo con una canasta inverosímil tras una pelea en poste bajo. Andorra hacía daño desde el triple, la jerarquía de Vitali se empezaba a marcar en el encuentro y el Estu acusaba la efectividad de los visitantes y la superioridad de Albicy en el rebote. Cerraba Upshaw el tercer cuarto con una bandeja y dejando a Morabanc Andorra 3 arriba. 65-68.

Se venía arriba el WiZink Center al entrar en los últimos diez minutos de partido. Así lo quisieron Suton y Hakanson, convirtiendo dos triples de manera seguida. Volvió a enmudecer el Palacio tras la respuesta de Ennis con otro triple. 71-73 para el equipo de los Pirineos. El Estu se deshacía en ideas y Andorra encontraba los espacios para convertir una bandeja de Upshaw que los ponía 71-76. Clavell recortaba posteriormente con un rectificado bajo el aro. Estudiantes empezaba a cometer faltas, llevando a la linea de libres a los visitantes. Berrocal dio entrada a Whittington para reducir a un Upshaw que no paraba de convertir en sus entradas a canasta. Las ayudas no llegaban y saltaban las alarmas en el conjunto estudiantil. Los fallos defensivos y la concesión de canastas simples para Andorra hicieron reaccionar al banquillo local para pedir tiempo muerto. Estudiantes perdía 73-81. Aún quedaban casi seis minutos de juego por delante. Tras la parada técnica, Clavell se echó el equipo a la espalda e hizo cinco puntos de manera consecutiva. Dos puntos vinieron de una disputada lucha bajo el aro y la otra con un triple que levantaba a una grada que era pura ebullición y que se volvía a caer de nuevo con un triple de Brizuela para empatar el partido a 81 y con cuatro minutos aún en disputa. Tremendo partido el que se estaba viviendo.

El diablo empezó a ponerse de parte del Estu, que estaba defendiendo a la perfección y atrapaba todos los rebotes defensivos. Los colegiales estaban dos arriba y la grada se levantaba de nuevo para aupar a un Whittington que sufrió una falta antideportiva de Diagne, que acabó fuera del partido. Se venía arriba el pabellón, tras el rebote del tiro de Whittington, convirtió Brizuela para poner a Estudiantes seis arriba. Tras el tiempo muerto, Shurna convertía un triple que acercaba de nuevo a los andorranos. El partido estaba en su punto culmen, Clavell se encargó de inventar una jugada bailando a la defensa de Andorra que solo quedaba para que palmeara Arteaga. Estudiantes estaba con el control del momento, sobre todo tras el extasis de Arteaga, algo que no estaba por la labor de permitir Vitali. El italiano se sacó de la manga dos triples que acercaba a Andorra y los ponía a uno a falta de un minuto. Con los nervios a flor de piel, Estu le puso cabeza en defensa y le quedaba una más, que no llegó tras el fallo de Brizuela y dándole una última carta para ganar a Andorra, que dejó la tensión tras un triple de Vitali que no quiso entrar y que otorgaba la victoria a Estudiantes. La quinta en los últimos siete.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × 4 =