El fin de semana del Gran Premio de Italia en el Autódromo de Mugello fue como una historia con final feliz para Jorge Lorenzo, quien vio llegar su primera victoria con la Ducati después de pasar por una gran temporada de sequía. Además, Tito Rabat pudo correr su Gran Premio número 200.

El autódromo italiano fue el escenario de la sexta prueba del Mundial y no existía un gran favorito, pues a lo largo de los años se ha podido observar que son muchos los pilotos que se han mostrado muy competitivos en dicho circuito.

Valentino Rossi consiguió hacerse con la pole position el sábado de clasificación, tras él, Jorge Lorenzo, Maverick Viñales, Andrea Iannone, Danilo Petrucci y Marc Márquez completaron el Top6 inicial. Lorenzo realizó una gran salida que le llevó hasta la primera posición y no dejó que se la arrebataran. Detrás del mallorquín se comenzó a librar una batalla entre Valentino, Márquez y Iannone para conseguir la segunda posición y así intentar dar caza al de Ducati. Pronto sería el de Cervera quien se hiciera con la segunda plaza. Andrea Dovizioso no tardó en hacerse notar tras la rueda de Andrea Iannone. Corrían la quinta vuelta cuando el vigente campeón del mundo se fue al suelo, Marc Márquez no soltó su Honda para así evitar que se apagara la moto y en parte, fue gracias a esto, que pudo acoplarse a la carrera lo más pronto posible, aunque a partir de este momento tuvo que luchar mucho más, pues se sumó siendo último y finalizó decimosexto.

Dovizioso sacó el caballo negro a relucir, se hizo con la segunda posición y ya eran dos las Ducati que dominaban la carrera, entonces sólo se necesitaba saber quien sería el piloto que se llevaría la ansiada victoria. Por otro lado, Danilo Petrucci, Valentino y Iannone luchaban por la tercera posición a todo o nada. El español Álex Rins se unió a la fiesta para demostrar todo de su Suzuki, pero una pasada de frenada le complicó las cosas y no pudo acabar sobre el pódium.

motogp.com

Al cajón del Autódromo de Mugello se subieron, Valentino Rossi en la tercera plaza, Andrea Dovizioso en la segunda y en lo más alto un Jorge Lorenzo feliz y eufórico tras marcarse una gran carrera al más estilo Jorge Lorenzo. El triple campeón del mundo afirmó tras la carrera haber cumplido un sueño, ”Siento mucha felicidad, ya que conseguir ganar en casa de Ducati era casi un sueño y al final se ha hecho realidad”.

Antes de este GP se escuchaban rumores acerca de la posible salida de Lorenzo de la marca de Paolo Ciabatti (Director Deportivo) y fue el mismo mallorquín quien reconoció, tras conseguir esta primera emocionante victoria, que su futuro no estaría ligado a la marca italiana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − seis =