ACB Photo /Miguel Henríquez

El Herbalife Gran Canaria complicó hoy sobremanera su continuidad en la Liga Endesa tras caer a manos del colista, Delteco, 85-90, un encuentro que llegó a ir ganando de 19 en el inicio de la segunda parte. Un ridículo segundo tiempo de los amarillos, sin que Víctor García supiera encontrar la reacción de los suyos, dejan a los amarillos contra las cuerdas pues queda con una renta de sólo un triunfo sobre el UCAM Murcia y dos respecto a su verdugo, que en caso de igualarlo quedará por delante.

El primer cuarto estuvo marcado por la igualdad. Aunque a una canasta respondía el rival con otra, el Delteco partía con ventaja por que sus dos primeros aciertos fueron desde la línea de tres. El primer contratiempo para Víctor García llegó con la tempranera segunda falta de Clevin Hannah, que obligó a entrar a un Albert Oliver que fue duda hasta última hora.

Sin embargo, fueron los isleños en cobrar la primera renta considerable cuando tras un triple de Xavi Rabaseda se puso cinco arriba, 19-14, aunque dos malas decisiones consecutivas provocaron la igualada gracias al segundo acierto desde la línea de tres de Burjanadze. Pero el alero catalán estaba pletórico y con un nuevo triple y un robo que culminó con mate dio otra vez cinco de ventaja a los amarillos, recortadas a tres por Dani Pérez y ampliadas a una máxima de seis tras un triple casi desde el centro del campo de Oriol Paulí sobre la bocina, 27-21.

ACB Photo /Miguel Henríquez

Un robo de DJ Strawberry amplió la renta isleña nada más comenzar el segundo parcial y el Herbalife parecía meter la directa poniéndose 12 arriba tras dos triples de Oliver y Strawberry, 35-23, momento en que Sergio Valdeolmillos paró el encuentro para dar instrucciones a us pupilos. Pero de poco sirvieron, Nevels era el único que tiraba del carro pero le dio algo de decnso y los locales lo aprovecharon para dar un nuevo arreón de la mano de Oriol Paulí y la renta se disparó hasta los 17 puntos, 42-25.

De la mano de Sekulic los visitantes mejoraron ligeramente, y tras una antideportiva sobre el balcánico de Balvin llegaron a ponerse a 16, renta con la que se cerró el cuarto, 50-34.

ACB Photo /Miguel Henríquez

Rabaseda puso la máxima del partido, más 19, nada más empezar el segundo tiempo, aunque de inmediato Hannah cometía su tercera falta y obligaba al retorno a pista de Oliver. Una canasta de Burjanadze, con adicional y antideportiva, se saldó con seis puntos visitantes porque además Pérez anotaba un triple, dejando a los suyos a 13, 56-43, pero en ningún momento las dudas llegaban a un Herbalife muy superior a su rival y con un parcial 5-0 obligaban de nuevo a Valdeolmillos a parar el choque con 18 de desventaja para los suyos, 63-45.

Este tiempo sí fue muy productivo para los visitantes, que con dos canastas más adicional de Salvó empezó a aprovechar los continuos errores de los locales y después de muchos minutos lograba bajar de los diez puntos de desventaja, 67-59, aunque el cuarto se cerraría precisamente con la psicológica renta de los diez de diferencia, 72-62.

ACB Photo /Miguel Henríquez

El último cuarto se inició con mucho nerviosismo. Cuatro puntos consecutivos de los visitantes dejaban a los guipuzcoanos a seis, 72-66, aunque la mala noticia para los de Valdeolmillos fue que justo cuando se cumplía el primer minuto de juego su hombre más acertado, Nevels, cometía su cuarta falta personal. Aún así, el Herbalife no encontraba el aro y antes de que Rabaseda tirara de casta para anotar una canasta con adicional, Van Lacke tuvo tiempo para llevar a su equipo a estar a cuatro puntos.

El Delteco parecía más metido en el choque y el sufrimiento iba en aumento. Ttras devolver la moneda Sekulic a la acción de Rabaseda con otro dos más uno, la distancia se quedaba otra vez en cuatro y con los foráneos con varios ataques para bajarla aún más, lo que consiguió precisamente por medio de Sekulic, arma única en el ataque visitante que tras anotar cinco puntos consecutivos puso de nuevo por delante a los suyos, algo que no ocurría desde el 9-10, 75-76.

Un partido decisivo para no meterse de lleno en la lucha por el descenso se le empezaba a complicar cada vez más a los isleños y aunque un triple de Strawberry daba aire a los de Víctor García, una técnica por ‘flopping’ de Pérez Pizarro a Rabaseda suponía la quinta del alero catalán, el mejor en ataque de los grancanarios, cuando todavía quedaban dos minutos y medio por delante y había un punto únicamente de distancia, 80-79.

Los nervios estaban a flor de piel y el Herbalife desperdició más de un ataque para ampliar las rentas, por lo que en el último minuto entró dos abajo después de un triple sobre la bocina de posesión de Blagota Sekulic que respondió de inmediato Víctor García con un tiempo muerto con 82-84 en el luminoso.

Pero de nada sirvió, un desastroso ataque acabó en el enésimo error ofensivo y Burjanadze anotaba a 23 segundos la canasta que parecía decidir el choque. Un triple de Strawberry dejaba la diferencia en uno a siete segundos, pero Van Lacke no erró desde el tiro libre y sentenció a un equipo que fue despedido por una tremenda bronca por la mitad del aforo que ya quedaba de los menos de 5.000 espectadores que asistieron al Gran Canaria Arena.

CRÓNICA VÍA PACO RUIZ (ACFI PRESS)

Enlace a las estadísticas del partido

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce − diez =