El Valencia logra la clasificación en un final de infarto ante un Krasnodar que no regaló absolutamente nada, tras lograr empatar en el descuento.

El partido comenzaba con el Krasnodar presionando arriba, dificultando la circulación de un Valencia que se dedicaba a minimizar los riesgos. Los rusos tenían claro su plan, que era la velocidad de la segunda línea mientras Ari, su delantero brasileño, sostenía el balón para entregárselo franco a quien viniera desde atrás. El Valencia vivió un primer cuarto de agobio, si bien Neto no tuvo trabajo porque la delantera rival apenas disparó entre los tres palos.

Los hombres de Marcelino sabían que iba a ser un partido de resistencia y empezaron a asomarse al mismo a partir de la media hora, cuando se acercaron con mucho peligro al área local, ya fuera desde el balón parado, como una falta de Wass con potencia pero demasiada centrada, o la mejor ocasión de la primera parte, cuando Soler remataba de primeras un pase a ras de césped desde la banda por parte de Cheryshev que el guardameta local, Safonov, evitó que fuera a gol de forma cuasi milagrosa.

El encuentro llegó al descanso con el empate inicial que dejaba la eliminatoria abierta para la reanudación.

La segunda parte comenzaba con la mejor ocasión local hasta el momento, cuando Neto salvaba un disparo de falta de Pereyra que pudo complicarse en el despeje, pero que no trajo mayores consecuencias. El Krasnodar volvía a saltar al campo con fuerza al acecho del gol que necesitaba, ante un Valencia que se rearmaba atrás par capear la amenaza de temporal.

A diferencia de la primera parte, el conjunto che tardó mucho menos en asustar a su oponente cuando, a la salida de un córner, el remate de Gabriel salió cruzado en exceso ante el pánico local. Cheryshev también la tuvo al contrataque pero Safonov paró con seguridad el disparo cruzado. El partido se abría definitivamente.

Ambos equipos tenían el gol entre ceja y ceja, con un  Krasnodar que, con prácticamente media hora por delante, se lanzaba descaradamente adelante y un Valencia que salía en oleadas intentando aprovechar los huecos en la retaguardia local, pero con nulo éxito por fallos impropios en la definición de cara a puerta.

Se llegaba a los últimos 10 minutos con una ocasión clarísima para el Krasnodar, con un disparo que por muy poco se fue a córner y no acabó en gol. El Valencia se veía abocado a sufrir durante los últimos minutos, viéndose embotellado tras varios minutos de toma y daca por ambas partes.

Y tanto fue el cántaro a la fuente que, en el 84, Suleymanov adelantaba al Krasnodar con un auténtico golazo que limpió la escuadra de la portería che. Ya solo quedaba la épica y poco más de 5 minutos para conseguir el empate que les diese el pase a los valencianos. Y la tuvieron con un remate de Gabriel que rozó el larguero en el 87. Un final taquicárdico esperaba.

Y cuando ya parecía una batalla perdida, Gameiro cedía atrás para que Guedes, a medio minuto de acabarse el tiempo añadido, empatase el partido y saltase el éxtasis a orillas del mediterráneo. Ya no hubo tiempo para más. El Valencia vivió en apenas pocos minutos ambos extremos pero ha logrado la clasificación, demostrando ese punto de madurez que parece que al fin ha conseguido este equipo. Ahora, a por los cuartos.

Ficha técnica

FC Krasnodar: Safonov; S. Petrov (Suleymanov,min.74), Spajic, Fjóluson, Ramirez; Olsson, Gazinski, Pereyra (Taranov,min.90); Claesson, Ari (Stotski,min.29), Wanderson

Valencia CF: Neto; Wass, Paulista, Diakhaby, Gayá; Coquelin, Kondogbia, Cheryshev, Soler (Gameiro,min.87); Mina (Guedes,min.69), Sobrino (Rodrigo, min.57)

Goles: 1-0, Suleymanov (min.84) / 1-1, Guedes (min.92)

Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Europa League, disputado en el Krasnodar Stadium y dirigido por el Sr. Anthony Taylor (Inglaterra). Amonestó con amarilla a Kondogbia, Pereyra, Soler, Gazinski y Gameiro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × uno =