Este fin de semana no será una carrera cualquiera, pues el Gran Circo literal está de fiesta. Este Gran Premio será el número 1000 desde que comenzó en 1950 hasta nuestros días,  puede decirse fácil pero no lo es ya que a lo largo de estas 70 temporadas la Fórmula 1 se ha ido adaptando al cambio, desde la seguridad de los pilotos hasta la manera en que la categoría interactúa con sus aficionados.

Muchas escuderías han ido y venido de la máxima categoría del automovilismo que por falta de dinero o patrocinador se han visto obligadas a abandonar la parrilla, como Mercedes y el recién incorporado equipo Alfa Romeo, otros se han mantenido, tal es el caso de Ferrari, siendo la única escudería que nunca se ha apartado del máximo circuito. Podríamos escribir un artículo completo, pero esto será en otra ocasión.

GP Mónaco 1950 / F1.com

Sin embargo, así como hemos visto desfilar a las escuderías, también vimos grandes pilotos con un gran talento para manejar que marcaron épocas por las batallas que tuvieron en las pistas: Jim Clark, Emerson Fittipaldi, James Hunt, Nikki Lauda, Juan Manuel Fangio, Ricardo Rodríguez, Alain Prost, Ayrton Senna, Michael Schumacher, Fernando Alonso, Sebastian Vettel, Lewis Hamilton y la nueva camada de pilotos como Max Verstappen y Charles Leclerc.

Si bien es cierto que la Fórmula 1 se fue consolidando con el paso de los años, hay que mencionar que en un principio fue difícil quitar la etiqueta de “las carreras son peligrosas”. En un principio la categoría carecía de seguridad, pero ya se desarrollaba una gran tecnología que se derivó en los autos de calle a lo largo de la historia, ¿se imaginan que aquellos pilotos que se nos adelantaron, tuvieran la seguridad que hoy en día se tiene? Tal vez la visión sobre el Gran Circo sería diferente.

Hablando de seguridad,  uno de los momentos más desafortunados que marcó (sin temor a equivocarnos) a la F1, fue la muerte del brasileño Ayrton Senna. Podemos decir que fue el golpe más duro que la categoría sufrió, no sólo de la leyenda sino en cuanto a la protección que los pilotos y los aficionados debieran tener en cada GP. Tanto Fórmula 1 como la FIA (Federación Internacional del Automovilismo) son el estandarte en investigación en este sentido, logrando avances impresionantes hasta ahora.

Pasaron más de 20 años desde que un piloto perdiera la vida dentro de las pistas, hasta que las alertas sonaron cuando el joven francés Jules Bianchi dio otra segunda sacudida a todos. De nuevo, se cimbraron los cimientos para no descuidar la protección y continuar trabajando en ello.

Este asunto de la seguridad que a lo largo de 1000 carreras ha dado pasos enormes, es consecuencia de lo que algunos llamamos el espíritu de la F1: la pasión de los pilotos por ganar.

Podemos recordar tantas carreras que no terminaríamos de escribir. Senna y Prost, Lauda y Hunt, el dominio de las marcas por etapas, Schumacher, Mercedes. Los retornos, los abandonos, los que se van y los que se quedaron, Fernando Alonso con intenciones de regresar. Las leyendas que ahora están detrás, no de los volantes, sino de los auriculares como Nikki o Prost.

Ayrton Senna vs Alain Prost / McLarenF1.com

Hace poco el profesor decía que la F1 necesita menos tecnología y más ingenio. Obviamente hablaba de los pilotos. Y es que ahora el coche parece ser la principal habilidad de ganar carreras, y no el piloto. Sin duda un cambio que se ha dado por obligación, y que a falta de nuevos acuerdos o de cambios reglamentarios en tiempo (la F1 ha cambiado realmente poco en comparación con otros deportes, incluso, con otras categorías) que nos han orillado a esperar a ver si el coche dominante falla para que los que están atrás tengan posibilidades de algo más.

Pero aquí seguimos, esperándola, sufriéndola, cada carrera que se avecina pone la semana en tensión, en emoción por ver si nuestro piloto favorito hará algo diferente o si la escudería de nuestra preferencia va a poder ganar o quedar más arriba que la carrera anterior.

Esto no existiría si no hubiéramos visto lo que realmente ha hecho a la Fórmula 1 ser la Máxima Categoría del automovilismo mundial. La magia de los pilotos, verlos volar, verlos rebasar a todos los demás en piso mojado, recuperarse de los trompos y salir ganando, con heridas en las manos por palancas rotas, con accidentes infantiles que han desatado furias, pero que al final se resumen todas estas cosas en lo que una de las fotos más famosas dice. Somos humanos arriesgándonos por lo que amamos.

La F1 cumple 1000 carreras este fin de semana en China. La FIA quiere celebrarlo. Las escuderías y algunos pilotos también. Pero sólo uno de ellos pondrá su nombre en las letras de la historia, como lo han hecho antes en cada centenar de GP disputados. ¿Podrá Lewis Hamilton ser el único hombre en la historia en tener su nombre dos veces en esta lista?

FOXSportsMX

Desde este lado, lo que quisiéramos que se festejara es un poco diferente al simple show del número, sino festejar que podemos seguir viviendo emociones, aunque esperemos más. Festejar que ahora es cada vez más difícil lamentarse por algún accidente, sobre todo por los pilotos. Festejar que la pasión continúa al pié del cañón aunque la tecnología grite un poco más alto ahora. Festejar que seguimos teniendo héroes que disfrutan volar sobre las pistas a velocidades increíbles. Festejar que, a pesar de todo y de todos, seguimos contando con la Fórmula 1 en nuestros hogares.

Pero además, quisiéramos añadir algo más, el significado de esta trayectoria que culmina el fin de semana en el millar:

Los héroes que han dejado huella y que desde donde estén, han inspirado a más jóvenes a romperse el lomo por llegar y hacer su propia historia, dejar su propia huella, y por eso, festejar que el significado de estas 1000 carreras sea que lleguen otras 1000 carreras más.

F1.com

Por Carolina Figueroa Hernández y Javier Maldonado de Dios

Os dejamos de nuevo nuestra guía, donde entre otras cosas podéis encontrar estadísticas de estos 1000 GP

Your browser does not seem to support iframes. CLICK AQUÍ PARA LEER COMPLETO.

CLICK AQUÍ PARA LEER A PANTALLA COMPLETA

DESCÁRGALA PINCHANDO AQUÍ!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =