El comienzo de temporada en Ferrari está siendo mucho más complicado de lo que muchos podíamos pensar cuando salíamos el 1 de Marzo del Circuit de Barcelona-Catalunya, y tras 8 jornadas de test, creíamos que el equipo Ferrari llegaba a Melbourne y a las primeras citas con algo de ventaja respecto a Mercedes. Quizás no tanto como aparentaba lo visto en Barcelona, pero si un paso adelante.

Pero tras tres primeras citas, resulta que Mercedes ha logrado copar los dos primeros cajones del podio en todas, y a excepción de Bahréin, con cierta ventaja sobre los de Maranello. Pero por si esto no fuera poco, encima tenemos al Red Bull de Max Verstappen dando guerra a los de rojo.

Pero por encima de esto, hay otro tema que trae de cabeza a los seguidores de Ferrari y porque no decirlo, aunque por distintos motivos al resto del gran circo. Las ordenes de equipo.

En primer lugar, quiero dejar claro mi postura, ordenes de equipo han existido, existen y existirán siempre, y el que no comprenda esta premisa, no sabe en el mundo que nos movemos, nos pueden gustar más o menos, pero es lo que hay. Seguramente el aficionado “normal” se muestra a favor o en contra según estas órdenes perjudiquen a su piloto u otro, pero es lo que hay.

También quiero dejar claro, que a mi modo de ver, Sebastian Vettel es un grandísimo piloto, y que nadie le ha regalado sus cuatro campeonatos, por mucho que sea deporte nacional desprestigiarlos. Pero las cosas son como son, y así intento contarlas y dar mi modesta opinión.

Una vez supimos la marcha de Kimi Räikkönen y la llegada del joven Charles Leclerc a Maranello, todos sabíamos que este problema llegaría en algún u otro momento, posiblemente, la mayoría como yo, pensábamos que llegaría más adelante, incluso el año próximo, pero no, ya está aquí, y tras tres carreras ya se está convirtiendo en un problema, en una bomba que más pronto o más tarde estallara en Maranello.

En Melbourne tuvimos el primer encontronazo, cuando Leclerc se situaba justo detrás de Vettel y era “algo” más rápido, desde el muro le pidieron que no adelantara a su jefe de filas, y Charles, tal y como debe hacer un recién llegado a un equipo, y más como es Ferrari y aún más tratándose el compañero de un cuatro veces campeón del mundo, cumplió casi sin rechistar.

Pero luego llego Sakhir, Leclerc salía desde la pole, pero tras una mala salida, tanto Vettel como Lewis Hamilton le adelantaban, pero al poco el monegasco superaba al de Mercedes, y aunque desde el muro, le indicaron que le esperara, decidió pasar a Vettel para poner rumbo a su primera victoria en la F1, una victoria que se le escapó a falta de pocas vueltas por problemas mecánicos.

Diario AS

Al llegar a China, cita número 1000 en la historia de la F1, o al menos eso se han empeñado en vendernos aunque todos sepamos que es falso, a Mattia Binotto se le preguntaba por esta situación el jefe de Ferrari lo dejaba claro:

“Si nos encontramos con una situación de igualdad, le vamos a dar prioridad a Sebastian, porque es el que tiene más experiencia en el equipo y en Fórmula 1.”

Aunque luego matizaba que esto puede cambiar en el futuro:

“Si como acordamos con ambos pilotos, en pocas carreras las cosas cambian por cualquier motivo, mala suerte o situación de carrera, podemos cambiar nuestra posición al respecto”.

El sábado en Shanghai, Vettel era más rápido de los dos, y lograba el tercer mejor crono, justo delante de Leclerc, pero justo en la salida de la carrera, y al intentar adelantar a Valtteri Bottas que no había salido del todo bien, dejaba su puerta abierta, y veía como Leclerc le superaba…”Habemus problema”

Pasaban las vueltas, por delante los Mercedes abrían camino y poco a poco se distanciaban, por detrás daba la sensación de que Vettel era algo más rápido que Lecerc, poco, pero parecía que tenía alguna décima más, entonces llego la orden desde el muro rojo… “Charles, deja pasar a Seb”, decían, a lo que él contestaba “¡Pero que co…. si me estoy marchando de él!”. Pero poco después obedecía.

Vettel se colocaba tercero, pero los Mercerdes seguían sacando ventaja, y no lograba despegarse de Leclerc, por lo que este pregunto que cual era el plan, ya que sentía que podía ir algo más rápido, pero le contestaron que se limitara a empujar y cabeza abajo.

Al poco rato, Verstappen entro a boxes, por lo que desde el equipo decidieron hacer lo mismo con Vettel para proteger su posición, lo cual logro, pero la de Leclerc ya estaba perdida con el holandés.

En Ferrari decidieron aguantarle en pista algunas vueltas más, para llegar mejor al final de carrera y parar algo a Bottas, algo que logro en parte, pero ya estaba todo perdido.

Vettel solo pudo ser tercero muy lejos de los Mercedes, y Charles veía como la estrategia lo acababa de matar, relegándolo a la quinta plaza final, incluso con una parada final, que aún muchos no entendemos.

@Charles_Leclerc

Tras la carrera, Binotto defendía las órdenes de equipo:

“Sebastian era ligeramente más rápido y hemos hecho todo lo posible para que pudieran mantener su ritmo y acercarse a los Mercedes. Charles tiene el derecho a estar enfadado, y tenemos que aceptarlo. Quizás la próxima vez juegue a su favor.”

Vettel hacia tres cuartos de lo mismo:

“Ha sido un poco duro. Creo que es justo si ves toda la carrera. No hay mucho que contar. Es bastante sencillo, pensé que yo era más rápido e intentamos una estrategia”.

Pero como es lógico, Leclerc no lo tiene tan claro.

“Me han pedido que intercambiásemos nuestras posiciones y así lo hemos hecho. No sé si estuvo bien. Tengo que verlo todo. El coche ha sido muy frustrante y eso es lo único que sé ahora mismo. Esperaba que Sebastian abriera hueco, pero no lo hizo, y yo dañé aún más los neumáticos. Ahora mismo no puedo comentar nada más de momento”.

Desde luego hubiera pagado por ver cómo ha sido la reunión post GP en Ferrari, pero queda claro que existe un conflicto más o menos latente, que un día u otro explotara, y como en Maranello no lo sepan gestionar bien , lo puede hacer en sus narices y reventarlo todo…veremos que ocurre en Bakú.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − doce =