FOTO Herbalife Gran Canaria

Era una cita importante para ambos equipos. Montakit Fuenlabrada, con diez triunfos, y Herbalife Gran Canaria, con nueve, se encontraban en un duelo marcado por la necesidad de victoria. Los fuenlabreños, con tres triunfos en los últimos cuatro encuentros, buscaban mantener una buena inercia en casa. Los amarillos, sin la EuroLeague de por medio, mostrar en la pista el trabajo diario.

Christian Eyenga protagonizó la primera canasta de la tarde, que llegó tras un rebote ofensivo de Ian O’Leary. Los claretianos concedieron muchas segundas oportunidades al rival, pero el ‘Fuenla’ no los aprovechó en unos compases iniciales marcados por la aportación de Jacob Wiley. El pívot se mostró hiperactivo y lideró a los isleños (4-12, minuto 4) en el arranque con puntos de todos los colores.

La ventaja visitante alcanzó los 8 puntos antes de que Montakit Fuenlabrada reaccionara de la mano de Eyenga. El congoleño, puro físico, se echó el equipo a la espalda y encontró en Rupnik un aliado ideal. El base esloveno sellaba con un triple lejano un parcial de 8-0 que volvía a apretar el marcador. Sin embargo, el ‘Granca’ fue siempre por delante, encontrando soluciones en ataque a la defensa de Cuspinera. Dos triples de Eriksson permitían a los grancanarios acabar el primer acto con cuatro de ventaja (20-24).

Montakit Fuenlabrada, pese a ir a remolque durante gran parte del choque, no bajó los brazos en ningún momento. Tras dos tiros libres de Marcus Eriksson que colocaban tres arriba a los suyos (27-30, minuto 13), el ‘Fuenla’ encontró en Marc García un faro ofensivo muy necesario. El catalán firmó seis puntos consecutivos y disparó a los locales en el luminoso (35-30, minuto 15) para alegría de la parroquia fuenlabreña.

Cuando peor pintaban las cosas, el Herbalife Gran Canaria fue capaz de mantener la calma y ejecutar el plan en defensa para, poco a poco, recuperar el terreno perdido. Una canasta de Vene tras pase de Oliver, acertado en la dirección, volvía a poner en vanguardia a los isleños tras varios minutos por detrás en el marcador. El propio base catalán anotaba tras un rebote ofensivo y colocaba el tanteo final de la primera mitad (39-42).

UN TRIUNFO CLAVE

Jota Cuspinera tardaba poco más de un minuto de tercer cuarto en parar el partido tras la buena salida claretiana. Wiley seguía a lo suyo y los claretianos alcanzaban los ocho tantos de ventaja, la máxima de toda la tarde. La renta amarilla, durante varios minutos, siguió bordeando la decena (41-49, minuto 24), pero los de Pedro Martínez desaprovecharon varias ocasiones para colocar la diferencia en dobles dígitos.

Poco a poco el Montakit Fuenlabrada fue recuperando la desventaja. Si bien el ‘Granca’ volvía de manera recurrente a obtener esas rentas cercanas a la barrera sicológica de la decena de puntos, los locales seguían vivos en el partido y veían cómo los isleños no acababan de matar el encuentro. Los constantes viajes a la línea de personal de los fuenlabreños -llegaron a firmar una serie de 11 de 14 puntos consecutivos- permitían a los de Cuspinera coger aire y llegar a ponerse a solo dos puntos, antes de que Kim Tillie anotara dos tiros libres en la última acción (62-66).

El galo era, precisamente, quien abría fuego en el cuarto definitivo, clavando un lanzamiento desde más allá de 6,75. Volvía otra vez el Herbalife Gran Canaria a encontrarse en la tesitura de conseguir ventajas iguales o superiores a la decena de puntos. Lo conseguía con algo más de seis minutos para el final con un triple de Albert Oliver (66-76, minuto 34) que precedía un tiempo muerto de Jota Cuspinera.

Era cuestión de bases y el esloveno Luka Rupnik, en apenas un minuto, clavó dos triples consecutivos para hacer reaccionar a los suyos, que se metieron de nuevo de lleno en el partido. Los fuenlabreños tenían tiempo de sobra para obrar la remontada sin que resultara un milagro, pero el Herbalife Gran Canaria mantuvo la calma en los momentos más delicados. Acompañó el acierto exterior, con un destacado Albert Oliver, pero casi siempre gracias a una gran circulación del balón en ataque.

Un triple de Kim Tillie a poco más de un minuto del final colocaba nueve arriba a los claretianos y prácticamente acababa con las esperanzas de los locales. Luchó el Montakit Fuenlabrada, eso sí, pero no tuvo el tiempo necesario. El ‘Granca’ acabó sumando una muy importante victoria, la segunda del curso lejos de la isla, y consigue así el décimo triunfo.

NOTA DE PRENSA HERBALIFE GRAN CANARIA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × dos =