Imagen de realmadrid.com

Mucho se ha hablado en las últimas semanas de posibles refuerzos para un Real Madrid que necesita reinventarse para volver a dominar el fútbol nacional y continental; entre los que destacan Paul Pogba, Adrien Rabiot, N’Golo Kanté o Nicolò Zaniolo.

Pero está claro que para entrar primero deben de dejar salir a jugadores que han marcado una época dorada en el conjunto blanco, pero que parece que o bien necesitan nuevos retos alejados del Santiago Bernabéu o sencillamente su etapa en la Casa Blanca parece estar llegando a su fin.

El jugador con más cartas para abandonar el Real Madrid este verano es Toni Kroos, con contrato hasta el 30 de junio de 2022 y un valor de mercado de 80 millones de euros según los compañeros de Transfermarkt.

El teutón llegaba al Real Madrid el 17 de abril de 2014, tras llegar a un acuerdo con el Bayern Múnich por 25 millones de euros, conquistando en estos años en la Casa Blanca 3 Champions League, 1 Liga Santander, 1 Supercopa España, 3 Supercopas de Europa, 4 Mundiales de Clubes, además de proclamarse campeón del Mundo con la selección alemana.

A sus 29 años todo apunta a que su ciclo como merengue toca a su fin, tal y como adelantaban los compañeros del Diario AS y de OK Diario, y más siendo un jugador con un cartel importante en Europa, a lo que se une su deseo de buscar un nuevo reto que le lleve a recuperar el nivel que demostró tener en su época dorada en el Real Madrid.

El segundo nombre que podría estar en la rampa de salida es el de Luka Modric, quien a pesar del Balón de Oro conquistado recientemente por su brillante actuación en el Mundial liderando a Croacia hasta la gran final, parece que está muy alejado de su mejor nivel a sus 33 años, habiendo completado una de sus peores temporadas desde su llegada al Bernabéu el 27 de agosto de 2012, previo pago de 40 millones al Tottenham Hotspur; cantidad más que amortizada por los merengues, que bajo la batuta del balcánico han conquistado una Liga Santander, una Copa del Rey, 2 Supercopas, 4 Champions League y 4 Mundiales de Clubes.

Su valor actual de mercado, unos 25 millones de euros, según apuntan los compañeros de Transfermarkt, ejemplifican la devaluación de un jugador top y que cuenta con un importante cartel en Europa, sobre todo en la Serie A, donde el Inter de Milán podría ser el destino final del croata en el que puede ser su último contrato profesional, siempre que lleguen a un acuerdo con el Real Madrid para romper el contrato que les une hasta el 30 de junio de 2020.

El tercer centrocampista llamado a abandonar el vestuario blanco este verano es el de Dani Ceballos, si bien el sevillano podría buscar acomodo lejos del Bernabéu en forma de cesión, donde pueda disfrutar de los minutos que se le resisten en el Real Madrid, de forma que pueda proseguir con su formación a sus 22 años, teniendo en cuenta que cuenta con contrato en vigor hasta el 30 de junio de 2023.

El recién llegado Brahim Díaz, parece tener también todas las papeletas para jugar como cedido el próximo curso en un equipo que le permita mantener su formación como jugador, teniendo el malagueño tiempo suficiente para retornar al conjunto blanco en las temporadas venideras, con un contrato bajo el brazo hasta el lejano 30 de junio de 2025.

Caso a parte es el de Isco Alarcón, quien a pesar del bajón de rendimiento del malagueño, sigue siendo un jugador importante para Zinedine Zidane, quien en principió intentará recuperar para la causa a un jugador capaz de liderar no solo al Real Madrid sino a la propia Selección Española.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × dos =