Ha pasado la 4ª cita del calendario del mundial de Fórmula 1 que nos ha dejado con una carrera un tanto decepcionante porque el caos acostumbrado no llegó, pero que gracias a la llamada F1.5, no resultó, por decirlo de algún modo, aburrida.

A continuación, las 10 claves del GP de Azerbaiyán.

10. El caos se fue de vacaciones. Bakú se ha caracterizado por brindar muchas y variadas emociones en todas sus ediciones por el caos que normalmente vemos en la salida, que esta vez, ha sido una de las más limpias no sólo en Azerbaiyán, sino en gran parte de la temporada pasada y en toda la presente; o en la primera vuelta, o durante las paradas, en fin, durante la carrera completa. Pero esta vez, o los pilotos quisieron dejar de arriesgar, o igual y les dijeron que de su sueldo saldrían las composturas si destrozaban los monoplazas, o de plano, como digo, el caos se fue de vacaciones.

9. Abandonos. Sí, si hubo abandonos, pero no por accidentes espectaculares. Aún así, han sido menos que el promedio. Bakú está en los primeros lugares en promedio de abandonos por carrera, con 6. En esta edición nos quedó a deber, sólo hubo 4: Daniil Kvyat, Romain Grosjean, Daniel Ricciardo y Pierre Gasly, con el ya casi tradicional NO POWER.

8. ¿Récord de penalizaciones? En sí, no. Pero es que a Pierre Gasly le ha llovido sobre mojado este fin de semana, acumulando tal número de puestos en parrilla que debería de volver a correr en unas tres carreras si los sumamos todos. Aún así, debió salir desde Pit Lane, junto con otros dos de sus compañeros de pista, Robert Kubica y Kimi Räikönen. El de Williams por modificar partes del auto después de estrellarse en el muro. El de Alfa Romeo porque no pasó el test de flexión del ala delantera.

@F1

7. Las cosas curiosas de Bakú. El paisaje de la pista es espectacular, pero eso no es todo. Está bien, quizá el caos no estuvo presente, pero las curiosidades sí. Daniel Ricciardo mantenía un pleito en pista con el ruso Kvyat. Después de pasarse en la frenada, el australiano le cerró el paso a Daniil, provocando que los dos se fueran al escape de la curva. El de Toro Rosso quedó frente al muro, cruzado, por detrás del Renault, quien al parecer no cuenta con cámara de reversa, pues golpeó el auto del ruso, destrozándole parte del fondo plano, y de paso, dañando su propia parte trasera. Al final, como dicen por ahí, Karma. Abandonaron los dos, pero Ricciardo fue acreedor a una penalización de tres puestos en parrilla para Barcelona. Qué cosas de verdad.

6. El “bendito” (o maldito) DRS. El tema es en sí polémico, así que dejemos eso de lado. A lo que me refiero en esta ocasión y porque el Circuito de Bakú tiene una de las rectas más largas del calendario, es porque desde el año pasado que se aprobaron las modificaciones aerodinámicas en los monoplazas con el objetivo de generar menor cantidad de “aire sucio” y los autos pudieran estar más cerca para poder adelantar, el DRS hace que al que vas a rebasar por momentos parezca que está parado.

Claro que es una ventaja competitiva en rendimiento para quien viene detrás de ti, pero se vuelve una clara desventaja para ese piloto que no tiene delante de el a nadie, quedando a merced de la restricción del ala posterior y lo que pueda hacer tanto la potencia del motor como las manos del piloto sin caer en maniobras prohibidas.

Este fin de semana algunos podrán odiar con ganas el DRS, otros dirán que les funciona, aunque estoy seguro que la mayoría diría que es un aditamento prescindible en los autos de ahora.

5. El caos se llevó la mala suerte de McLaren a sus vacaciones. Es la primera carrera de la temporada donde los dos autos de la escudería de Woking terminan en el top 10. Es más, el hecho de que terminen los dos ya es bastante bueno. Aunque esto no significa en lo más mínimo que su estrategia haya sido la mejor de las mejores. Bastante curiosa y hasta quizá, sin sentido, a menos que te la expliquen ellos mismos.

@McLarenF1

Lando Norris sigue sorprendiendo gratamente con su manejo y rendimiento en pista. Es novato, y tiene todavía mucho que aprender, pero su valentía y manos han hecho que varios lo volteen a ver a la hora de pilotar y correr los domingos.

Carlos Sainz ha demostrado por fin con este auto el porqué es un hombre que varios quisieran en sus filas. A pesar de no superar el corte de la Q3, el español hizo una carrera muy buena que le permitió sumar sus primeros puntos en el campeonato, por delante de su coequipero, con un auto que mejora cada vez más y al mismo tiempo ha sorprendido por el avance en comparación con temporadas anteriores.

4. La demostración mexicana. El auto que hasta ahora tiene Racing Point está todavía lejos de lo que se esperaba. Para Bakú, han traído algunas modificaciones, además de haber entendido las que se pusieron en la carrera anterior, con lo que han conseguido mejorar el rendimiento en ritmo de carrera, pero también en calificación.

Sergio Pérez es el único piloto que había repetido podio hasta este domingo. En la carrera, el mexicano demostró de nueva cuenta el porqué. Todos conocen el talento de Checo en cuanto a tratar bien a sus neumáticos, pero también le reconocen que tiene muy buenas manos al volante. El circuito callejero de Azerbaiyán dio cuenta de algunos pilotos en la calificación al presentarles los muros con los que debían lidiar, más cerca de lo que hubieran querido. Y así como en Mónaco, se necesitan manos para no cometer errores y terminar entero las carreras.

@RacingPointF1

Regresando al asunto del monoplaza rosa, es cierto que su nivel está bastante atrás de los punteros, pero a Pérez esto no le importó demasiado, logrando salir desde la P5 y adelantando ni más ni menos que a Max Verstappen como el holandés mismo lo hubiera hecho, con todo y el agresivo movimiento defensivo que no rindió frutos. El mexicano lo adelantó en técnica, después, el rendimiento del auto le regresó la posición al de Red Bull.

Pero además de esto, Checo terminó la carrera en P6 como el mejor del resto, sólo detrás de Charles Leclerc y manteniendo a raya durante la mayoría de la carrera a los dos McLaren que tenían un ritmo ligeramente más rápido que el del mexicano. Gran carrera de Sergio Pérez.

3. El piloto del día, ¿por simpatía o desempeño? Charles Leclerc se adjudicó el premio al piloto del día, pero me queda duda de si realmente se debió a su desempeño en pista, que ha sido bastante bueno, pero no tan especial como en carreras anteriores, o a la simpatía que el joven monegasco ha levantado en gran cantidad de seguidores a nivel mundial.

@Charles_Leclerc

El hecho de estrellarse contra el muro en plena Q2 dejó sin opciones de conseguir una mejor posición de largada a la joven promesa de Maranello, y pudiera ser que su honestidad y transparencia al aceptar su error, genere más y mejor empatía con sus seguidores, y con algunos que no lo son.

Al final, Charles logró recuperar posiciones, enmendó el fin de semana sin cometer más errores, y supo levantarse del trago amargo. Sin duda, mucho aprendizaje tendrá de este fin de semana que lo harán todavía más fuerte en las siguientes citas del calendario. Ah, y se llevó el punto de la Vuelta Rápida, su premio de consolación.

2. ¿En dónde dices que están los de Ferrari? Por mucho que a muchos les disguste, los del Cavallino Rampante no se encuentran ellos mismos. Ferrari ha sido favorito en por lo menos dos carreras esta temporada, y lo que ha traído han sido más decepciones que alegrías.

Es raro también que sus dirigentes se muestren tan tranquilos a estas alturas, porque no se ve ahora por dónde le podrán hacer frente a Mercedes y sus cuatro dobletes consecutivos.

Ni hablar de Sebastian Vettel, que si no supiéramos que se subió al podio, casi que se nos hubiera olvidado que ha participado en la carrera. Ojalá que en el Circuit de Barcelona-Catalunya los rojos despierten, por el bien de la F1, del espectáculo y de sus fans. De lo contrario, podremos firmar desde ya el 6º campeonato de las flechas plateadas, con el título de “el más aburrido” de la historia híbrida.

1. El cuarto de cuatro. Mercedes ha ido en contra de los pronósticos de nuevo. Los de Brackley se han llevado otro doblete, superando el récord histórico de Williams de 1992.

Valtteri Bottas ha hecho un carrerón (si a carrerón le podemos llamar a las dos primeras y a las dos últimas vueltas). En la salida supo contener a un Lewis Hamilton que luchó con todo (guardando las distancias, porque más bien le respetó de más con tal de no arriesgar) para quitarle la primera posición, aún rueda a rueda el finlandés resistió y de ahí se alejó de principio a fin. Sólo en las últimas dos vueltas que el rendimiento de sus neumáticos empezó a decaer, vio de nuevo en sus espejos a su coequipero, pero sin realmente ninguna preocupación.

@MercedesAMGF1

El ahora llamado Bottas 2.0 recupera el liderazgo del campeonato, y le pone una enorme distancia a Ferrari en el tema de constructores. Las cosas se ponen color de ¿plata?

Hasta aquí las 10 Claves del GP de Azerbaiyán, en espera de dos semanas para que llegue la siguiente cita a España. Ahí nos leemos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

17 − siete =