Perasovic habla con Jones durante el partido ante el CSKA en el Buesa. Lino González

Las pérdidas, imprecisiones y errores en las visitas a la línea de tiros libres, sumados a la gran actuación de Nando De Colo (28 puntos, 32 de valoración) inclinaron la balanza al lado de los moscovitas.

Al comienzo del choque, Nando De Colo y Andrey Vorontsevich marcaron el ritmo de su equipo y del encuentro con un alto nivel de acierto en sus respectivas cartas de tiro. Vincent Poirier ya comenzó a dominar la pintura en ataque, capturando rebotes ante la oposición de Kyle Hines y Othello Hunter. Jalen Jones volvió a disputar minutos en la serie, aunque sin mucha relevancia en su aportación. El gran acierto de los de Itoudis dejó el electrónico en diez puntos de diferencia al final de los primeros diez minutos de juego (18-28).

A pesar del buen ritmo impuesto por los locales, partiendo de una gran actividad defensiva que permitió salir a la contra, los hombres de Itoudis no bajaron el pistón y siguieron sumando desde el perímetro de la mano de Cory Higgins y Daniel Hackett. La pobre actuación de Johannes Voigtmann en la defensa sobre Kyle Hines, permitió a los rusos anotar con facilidad en la pintura. A falta de 3 minutos y medio para la conclusión del cuarto, la diferencia era de 9 puntos favorable a los visitantes, después de que los vitorianos redujeran distancias en los minutos anteriores. Los puntos azulgranas subían de uno en uno al marcador con las visitas a la línea de tiros libres, llegando a estar más de 3 minutos sin anotar una canasta en juego. Después de una última jugada trabada en la que Vincent Poirier no pudo anotar, el partido llegó con el 39-46 al tiempo de descanso.

En la primera mitad, Vincent Poirier y Tornike Shengelia fueron los más destacados entre los hombres de Perasovic, mientras que Nando De Colo y Othello Hunter brillaron entre los moscovitas.

Tras el paso por vestuarios, Johannes Voigtmann rompió su mala racha en el tiro de tres puntos sumando su primer triple de la serie, con una carta de tiro de 1/9. Una contundente finalización de Poirier acercó a los suyos a 4 puntos (44-48). Unas buenas defensas consecutivas dieron fuerza a los locales, aunque las prisas pudieron a Luca Vildoza quien perdió un balón en uno de los momentos claves del cuarto. Las imprecisiones en ambos directores de juego baskonistas permitieron a los rusos volver a despegarse en el luminoso. La contundencia de Voigtmann y la aparición de Shavon Shields acercaron a los alaveses hasta los 3 puntos (58-61) a falta de poco más de un minuto para el término del periodo. Tornike Shengelia erró uno de sus tiros libres a consecuencia de la 5ª falta de Othello Hunter, antes de sumar su tercera en una acción posterior. El marcador no sufrió más alteraciones y el choque entró en el último cuarto con el Kirolbet Baskonia a 3 puntos de CSKA (59-62).

Matt Janning quiso apretar las cosas nada más comenzar anotando su primer triple y empatando el partido por segunda vez en el encuentro desde el 2-2 inicial, dejando un nuevo encuentro de 9 minutos. La historia se repitió gracias al estado de gracia en el que se encontraba el alero estadounidense y el Baskonia se puso por delante en el marcador (65-62). Ante la reacción de los locales, De Colo se echó el equipo a las espaldas para devolver la ventaja a los suyos, aunque posteriormente tuvo en encontronazo con Shengelia, tras una falta no pitada del georgiano, del que salió peor parado ya que fue sancionado con una falta técnica por sus gestos hacia en interior baskonista. Los problemas de faltas llegaron a los jugadores moscovitas, con De Colo y Hines con 4 faltas cada uno. El mal momento de Shengelia en la línea de tiros libres pasó factura a los locales, quienes no pudieron acercarse a los rivales al ritmo que quisieran. Al ecuador del periodo, la diferencia continuaba siendo de 3 puntos (71-74). Las imprecisiones volvieron a pasar factura a los azulgranas y un tapón del recién entrado Joel Bolomboy sobre Voigtmann devolvió el +6 al CSKA (71-77). El último minuto no estuvo bien gestionado por los hombres de Perasovic en las posesiones ofensivas; a pesar de todo, la diferencia era de tan sólo 4 puntos (77-81) a falta de 27 segundos para el término del encuentro. Tras una larga serie de tiros libres, la contienda terminó con un +7 favorable al CSKA Moscow (77-84).

El CSKA pone, de esta manera, el 2-1 en la serie y recupera el factor cancha de cara al cuarto encuentro que tendrá lugar el viernes en el Fernando Buesa Arena.

Enlace a las estadísticas del partido

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =