El joven piloto de Ferrari ha traído una nueva batalla interna y muchas expectativas por verlo triunfar debido al talento que ha mostrado en categorías inferiores y lo confirmó el año pasado con sus destacadas actuaciones en el equipo Sauber, ahora Alfa Romeo.

Sin embargo el inicio de la temporada no ha sido tan fructífero como esperaba Charles Leclerc tras los tests en Barcelona. El equipo ha tenido problemas y los resultados los han dejado atrás de un equipo Mercedes muy dominante. Sobre el desempeño del auto, veloz en las rectas y lento en las curvas, el monegasco dijo para Auto Motor und Sport:

“Es algo que necesitamos entender. Pero creo que seremos fuertes en todos lados si tan solo colocamos el auto en la ventana correcta. Las mejoras en el auto en Bakú nos han acercado un paso más hacia la meta”.

Personalmente, Leclerc ha digerido los problemas que se han dado y lo toma con calma:

“Estoy tranquilo. Sé que así pasan las cosas en el automovilismo. A veces un problema técnico te cuesta la victoria, a veces tu propio error. Me molesto más cuando cometo yo el error. Como en Bakú. Eso fue una estupidez. Tiré una posible pole position al basurero. Eso me costó la oportunidad de ganar el domingo. El auto tenía el potencial de ganar. Fue mi culpa que no funcionara”.

Sin embargo, además de las cuestiones mecánicas y los errores del piloto, se ha hablado mucho sobre la estrategia, las famosas órdenes que se han dado en el equipo de Maranello y su repercusión en los resultados, a lo que Leclerc señala:

“Creo que nada ha cambiado. Tengo que mostrar lo que puedo hacer en la pista, y luego espero que la situación cambie algún día. Como todos los pilotos aquí, quiero ser el más rápido. Hasta ahora, he entendido todas las decisiones del equipo, aunque a veces es difícil aceptarlo. Tengo a un cuatro veces campeón del mundo junto a mí conduciendo para Ferrari en su quinto año. Entiendo que hay una jerarquía en este momento, pero haré cualquier cosa para cambiar eso”.

Sin embargo, al ser cuestionado sobre si debería estar establecida una estrategia de adelantamientos entre él y Sebastian Vettel, el monegasco fue tajante:

“No lo sé. No he pensado en eso todavía. Los ingenieros en el pitlane tienen una mejor visión general de la carrera. Entonces, hasta cierto punto, haré lo que se me pida”.

@ScuderiaFerrari

Para Leclerc este es un año de adaptación al equipo, ya que aunque menciona que el cambio de Sauber a Ferrari no fue tan radical, aún debe acoplarse a un equipo top, en el que todo pasa más rápido y además lidiar ahora con ser más reconocido:

“No me considero una superestrella. Y si fuera así, no puedes estar preparado para ello. No sé qué esperar. Es bueno si la gente ya me ve así. Si no, daré todo en la pista para que convertirme en uno”.

El talento y el hambre de triunfo de este joven piloto casi podríamos decir que nos garantiza un futuro prometedor. Él esta consiente y se ve lo suficientemente maduro para tomarse el tiempo que requiera y poder demostrar que también merece ser un piloto número 1.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 10 =