El Girona no obra el milagro y baja a Segunda

El milagro finalmente no se produjo y el Girona descendió a Segunda tras su derrota por 2-1 en Vitoria frente al Alavés y el empate del Celta en casa frente al Rayo con dos goles de Iago Aspas

Lance del partido entre Alavés y Girona / LaLiga

Casi imposible lo tenía el Girona en campo del Alavés para permanecer en la máxima categoría, tenía que arreglar un diferencia de siete goles con el Celta de Vigo con el que tenía el golaverage empatado y que recibía al ya descendido Rayo Vallecano.

El primer gol en los dos campos donde se jugaba la permanencia llegó en Balaídos para el Rayo gracias al tanto del capitán de los de Paco Jémez, Embarba, desde el punto de penalti. El primer paso del posible milagro para los catalanes se dio pero apenas diez minutos después, en el 40′ del choque de Vitoria, el Alavés se adelantaba con un tanto del ghanés Wakaso, un jugador que suena como salida este verano con vistas a hacer caja para los nuevos fichajes alavesistas. Los catalanes quedaban KO.

Se llegaba al descanso con Girona y Celta perdiendo situación más que adecuada para los vigueses. En la segunda parte, el Rayo, en el 71′, ponía el 0-2 en Balaídos ante un Celta horrible que tiene que dar las gracias a que tenía una situación ventajosa porque su fútbol dejó mucho que desear en la contienda. El Girona seguía perdiendo con lo que los veinte últimos minutos de ambos choques fueron un trámite.

Iago Aspas conduce un balón ante el Rayo / LaLiga

Al Celta lo tuvo que volver a rescatar el de siempre, Iago Aspas, que con dos goles en la recta final, el primero desde el punto fatídico, salvaba la derrota dejando el luminoso el 2-2, muchos más goles que fútbol en el coliseo gallego. Un Celta que deberá reflexionar y moverse este verano si no quiere estar abocado al sufrimiento en la 2019/20. Lo positivo fue que Iago Aspas acabó con 20 goles en Liga, máximo goleador nacional.

El Girona encajaba el 2-0 ante el Alavés en el 83′ gracias al argentino Calleri. Cerraba el choque Portu con un gol del honor que maquillaba ínfimamente una temporada irregular del futbolista murciano. 2-1 y victoria del Alavés que acabó décimo una Liga más que decente y rompiendo una racha de nueve partidos sin ganar, la última victoria había sido en marzo ante el Huesca.

Así que tiempo de reflexión para Girona y Celta aunque estos últimos podrán hacerlo desde la máxima categoría. Los catalanes, por su parte, tendrán que buscar el ascenso el año que viene seguramente sin algunos de sus jugadores punteros actuales, que ahora están en la agenda de muchos equipos de Primera ante el descenso de categoría.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + 2 =