Imagen vía Premier League

El Manchester City hizo los deberes en Brighton -pese a empezar perdiendo el encuentro- y consigue de esta manera su sexto título de Premier League. El segundo consecutivo con Pep Guardiola al mando.

Finalmente los del Etihad se llevaron el gato al agua en el duelo que han mantenido durante toda la campaña ante un Liverpool que cuajó una temporada de récord pero que no pudo hacer nada -pese a vencer en su encuentro de esta jornada- y que ha tenido en jaque a los de Guardiola hasta la Jornada 38.

El Manchester City hace historia de esta manera al aumentar su palmarés con la máxima competición de las islas británicas y batiendo récords de puntuación en el campeonato.

Los de Guardiola visitaban al Brighton y comenzaron perdiendo el encuentro, con un gol de Murray en el minuto 27 del encuentro. No obstante, sin tiempo de reacción, primero el ‘KunAgüero y posteriormente Laporte al borde del descanso, dejaban el 1-2 en el luminoso antes de marcharse al túnel de vestuarios. En la reanudación, Mahrez y Gündogan se encargaron de cerrar la ansiada victoria y alzarse de esta manera con el título, condenando irremediablemente al Liverpool.

Por su parte, el segundo clasificado en la competición, cumplía con su parte del trato al vencer también en esta jornada -incluso fueron líderes durante algunos minutos- al vencer en la visita del Wolverhampton a Anfield con dos goles de Sadio Mané, el primero en el minuto 17 del encuentro y el segundo en los compases finales, aunque por desgracia para los reds, el título se quedaba en su vecina ciudad de Mánchester.

Los de Anfield Road han cuajado una extraordinaria temporada, alcanzando los 97 puntos que han sido insuficientes para poder levantar el trofeo, una puntuación jamás vista para un segundo clasificado y que -probablemente- hubiese supuesto la conquista del título en cualquier temporada anterior. El dato más característico es que el conjunto dirigido por Jürgen Klopp, únicamente ha perdido uno de los 38 encuentros disputados esta campaña -precisamente ante el ManCity– y estos magníficos resultados no han terminado sirviendo para ganar la competición.

La temporada del Liverpool aún puede ser sublime en caso de que los pupilos de Klopp consigan vencer al Tottenham en la final de la Champions League que se disputa el próximo 1 de junio en Madrid, en el Wanda Metropolitano. Por su parte, el ManCity cayó eliminado de la máxima competición continental antes de lo exigido al club del Etihad Stadium y pese a la consecución del título de Premier League -sexto de su historia y segundo consecutivo- algo bastante complejo este año, se aspira a más dentro de la entidad cityzen de cara al próximo curso, ansiando todos los dirigentes y aficionados skyblues levantar un título continental.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × tres =