Menudo comienzo de temporada que están teniendo en Ferrari. Tras cuatro más que decepcionantes carreras, en las que los de rojo han visto como  Mercedes les ha pasado la mano por la cara, logrando nada más y nada menos que cuatro dobletes, Ferrari llegaba a la cita del pasado fin de semana poniendo toda la carne en el asador.

Recordemos que tras las 8 jornadas de test invernales, celebradas en Barcelona, Ferrari parecía que partía con algo de ventaja, ventaja que se ha disuelto como un azucarillo. Pero en el GP de España, decidían traer diversas mejoras aerodinámicas para intentar equilibrar el balance del coche y mejorar en su rendimiento. Pero sobre todo, decidían adelantar en casi un mes, la nueva especificación de su unidad de potencia.

@ScuderiaFerrari

Así lo dejaba claro el jefe de Ferrari, Mattia Binotto:

“Estamos atrás ​​en el campeonato y tenemos que ponernos al día, sabemos significa que nuestro trabajo de desarrollo será la clave para esta temporada. Habiendo traído un nuevo paquete aerodinámico a Bakú, también traeremos algunos desarrollos a Barcelona. Además de eso, tendremos una nueva unidad de energía que estamos introduciendo antes de lo programado.”

Por todo ello, la cita del pasado fin de semana estaba marcada en rojo. Pero por desgracia para ellos y para el campeonato, Mercedes volvió a dominar con mano de hierro, logrando otro doblete casi sin despeinarse, pero por si todo esto no fuera suficiente, Max Verstappen logro también colarse entre ellos y los de la estrella plateada.

En fin, desastre total, y la caja de pandora que ya estaba abierta desde hace semanas, ha acabado de explotar entre aficionados y la mayor parte de la prensa, especialmente la italiana.

A pesar de todo ello, el consejero delegado del equipo italiano Louis Camilleri, asegura en declaraciones a “La Gazzetta dello Sport” que tienen plena confianza en el trabajo que se está realizando y en especial en Mattia Binotto

“Que no se asuste nadie. Es mi trabajo evitar que se propague, es hora de cerrar filas. Binotto tiene todo mi apoyo, estoy seguro de que encontrará una solución. Ahora tenemos dos días de test  y estamos seguros de que podemos recuperarnos. Sin embargo, no tengo una bola de cristal, no puedo decir cuándo encontraremos una solución”.

Binotto por su parte, asegura que ya conocen sus limitaciones y que este pasado fin de semana, lo unico que ocurrió es que quedaran aún más al descubierto:

“Conocemos nuestras limitaciones desde las primeras carreras de la temporada. Durante el fin de semana se destacaron y quedaron al descubierto. No sabemos cuánto tiempo nos llevará resolver esto. Creo que es más importante entenderlo antes, luego estoy seguro de que lo podremos hacer rápido y poder luchar por recuperarnos.”

Binotto no quiere echar la culpa a las gomas, como hacen otros equipos o se apunta desde algunas fuentes, y dice que no es problema de los neumáticos, si no de ellos por no saberlos hacerlos funcionar:

“Los neumáticos son difíciles de gestionar, es cierto, su gestión es clave en el rendimiento del coche. En Barcelona la temperatura de la pista cambió mucho de la mañana del sábado a la tarde y al domingo y necesitamos analizar toda esa información para entender el comportamiento de nuestro coche.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diecisiete − cinco =