Imagen UEFA

Se rumoreaba horas antes de que empezaran las semifinales de la Europa League que podía haber cuatro equipos ingleses en las finales europeas, dos en la Champions (Liverpool y Tottenham) y dos en la hermana pequeña de la copa de Europa (Chelsea y Arsenal). Después de que el equipo de Emeri cogiera sitio en el Bakú Olympic Stadium derrotando al Valencia por 2-3, el Chelsea tenía que cumplir su parte y asistir a la cita con la que toda Inglaterra soñaba. Y así fue, aunque no haciendo honor a la puntualidad inglesa.

Con mucho sufrimiento el equipo ‘blue’ logró sobrevivir a un partido de infarto, doblegando en la tanda de penaltis al club alemán tras una gran actuación de Kepa.

Stamford Bridge se vestía de gala para recibir al equipo de ‘Mainhattan’ y durante toda la primera parte parecía que la casa de los ‘blues’ se le quedaba grande al equipo de Adi Hütter. Le costó mucho llegar arriba al Eintracht durante los primeros 45′, no acababa de funcionar ese movimiento del nipón Hasebe viniendo a recibir entre centrales para desplazar en largo, mucha imprecisión del dorsal 20 que no se entendía con Kostic.

El Chelsea estaba crecido y lo transformó en 1-0 Ruben Loftus-Cheek, que firmó un encuentro brillante. Veinte y tres años tiene el mediocentro inglés pero sobre el césped se hace pasar por un jugador que lleva más de siete años jugando en la élite. Provoca faltas donde cualquier otro perdería el balón, genera ocasiones de peligro tras conducción y hasta finaliza. Menudo proyecto tiene el Chelsea.

Comenzó la segunda parte y Luka Jović nos volvió a decir: “Eh, aquí estoy”, con un gran gol en el que él mismo bajó un balón aéreo para que su compatriota Gaćinović le sirviera una pase en bandeja que la estrella serbia transformó ante Kepa.

Pasaban los minutos y el Eintracht Frankfurt dominaba, comenzaban a salir las conexiones interiores entre los mediocentros del equipo visitante y Da Costa recorría el campo de arriba abajo firmando un tremendo partido. En cinco minutos se lesionaron dos jugadores, aunque la Diosa Fortuna decidió repartir las catástrofes, uno del Eintracht (Rode) y otro del Chelsea (Christiansen). Unos 90 minutos que nos dejaron de todo, pero no sabíamos lo que se nos venían encima.

En la prorroga ambos equipos tenían miedo a un posible error que provocara su eliminación, pero aún así hubo ocasiones, sobre todo para el cuadro alemán. David Luiz primero y Zappacosta después sacaron el balón debajo de la línea de gol, Kepa tenía pensado devolversela.

Llegó la ruleta rusa de los penaltis y con ella aumentaron los nervios, Sarri parecía que iba a sacar un pitillo de un momento a otro, estaba histérico, y quien le iba a decir al italiano que el propio Kepa iba a apaciguar sus ansias de tabaco.

A pesar de que César Azpilicueta metiera en un lío al Chelsea, el club londinense se supo reponer, o más bien Kepa Arrizabalaga repuso a los ‘blues’. Paró un penalti con la rodilla a Hinteregger (que hizo una eliminatoria para enmarcar) y tras el empate a tres el ex-Athletic decidió amargarle la noche a Gonçalo Paciência y a toda Frankfurt con una atajada que vale una final, y quien sabe si un título.

Para sellar el billete que Kepa compró a Bakú, Eden Hazard marcó en penalti decisivo, haciendo posible una doble final inglesa en Europa.

Méritos para el conjunto de Hütter, que nos dejó una de las historias más bonitas de la Europa League. Cae en semifinales un equipo que siempre dio espectáculo, pero esto no es un adiós, es un hasta luego porque lo normal es que para el año lo volvamos a ver, pero esta vez en la Champions.

Imagen UEFA

Ficha técnica:

Eintracht Frankfurt: K. Trapp; Abraham, Hinteregger, Falette; Da Costa, Rode(70′ De Guzmán), Kostic; Gaćinović (118′ Paciência); Rebić (90′ Haller) y L. Jovic

Chelsea FC: Kepa; Emerson, A. Christiansen (70′ Zappacosta),D. Luiz, Azpilicueta; R. Loftus-Cheek (86′ Barkley), Jorginho, Kovačić; Hazard, O. Giroud (96′ Higuain) y William (62′ Pedro)

Goles: 1-0 Loftus-Cheek (min. 28′), Jović (min. 49)

Penaltis: Haller 0-1, Barkley 1-1, Jovic 1-2, Azpilicueta 1-2, De Guzmán 2-3, Hinteregger 2-3, D. Luiz 3-3, Paciência 3-3, Hazard 4-3

Árbitro: Ovidiu Hategan

Estadio: Stamford Bridge

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − diez =