IMAGEN DE LALIGA

Los majariegos se adelantaron antes del descanso con un penalti transformados por Verza. Después del ecuador igualó Las Palmas y se adelantó el Rayo de nuevo con otras dos penas máximas, a cada cual más inexistentes, transformadas por Rubén y el propio Verza. Ya en la recta final, y tras perdonar el tercero el Rayo, Araujo, primero, y David García, justo al final, pusieron el 3-2 definitivo.

El primer cuarto de hora avanzó con un Rayo que se notaba que e jugaba más que los amarillos, presionaba arriba, intentaba llegar hasta Josep Martínez, pero sin claridad para hacerlo, como tampoco la UD cuando intentaba aproximarse a Basilio, teniendo la mejor opción los de Mel tras un robo de Araujo que no aprovechó Rubén, algo lento ante los centrales madrileños ya que aunque pidió penalti no lo pareció.

La primera ocasión clara fue para los isleños a los 18 minutos en una falta que colgó Álvaro Lemos y cruzó en exceso en su remate Gabi Peñalba. Tres minutos después la volvió a tener la UD con un disparo lejano de Toni Segura que no encontró portería por muy poco. La UD empezaba a despertar y el Rayo sufría cada vez más para superar el centro del campo, aunque tuvo su opción a los 28 minutos con una contra fulgurante que no aprovecharon al estorbarse en el remate Fede Varela y Héctor Hernández, aunque la jugada continuó y Óscar acabó rematando alto.

A la media hora la volvieron a tener los visitantes pero David García le robó la cartera a Fede Varela, que reclamó penalti sin que Vicandi Garrido le hiciera caso. El Rayo empezaba a crear cada vez más peligro y la tuvo Manu del Moral, que no llegó a un remate por milímetros en posición franca.

El partido estaba abierto y al final el gol llegó tras el enésimo error de cálculo de Peñalba, sorprendente titular hoy y que poco antes había visto la cartulina amarilla en un agarrón absurdo en el centro del campo. El argentino midió mal cuando Fede Varela entraba en el área y lo arrolló. Penalti claro y dando gracias de que Vicandi Garrido le perdonaba la segunda tarjeta. Verza no desaprovechó la pena máxima y puso el 0-1 que lucía el luminoso al ecuador del encuentro.

Pero la reanudación se inició como acabó la primera parte, con un penalti, aunque esta vez para la UD. Fue un córner colgado al punto de penalti donde pareció que Curbelo desequilibró a Óscar, que desvió con la mano. El colegiado, ante las protestas visitantes, no lo dudó, y se dirigió al punto de penalti, desde no perdonó Rubén Castro para poner las tablas en su decimoquinto gol de la temporada.

Timor lo intentó poco después desde 30 metros pero cruzó en exceso su disparo, lo mismo que hizo Rubén Castro en su derechazo a los 59 minutos desde la frontal.

Vicandi Garrido, un mal árbitro al que continuamente le gusta ser protagonista, quiso serlo hoy más y compensar un penalti que no había sido con otro. Si en el que decretó a favor de la UD la mano llegó tras lo que parecía un claro empujón de Curbelo, ahora un mínimo contacto entre el zaguero grancanario y Fede Varela lo llevó a señalar la tercera pena máxima de la tarde, de nuevo aprovechada por Verza a los 71 minutos para poner por delante a los suyos.

Manu del Moral pudo poner la puntilla al encuentro a los 78 minutos tras irse bien de Curbelo pero remató mansamente a las manos de Josep Martínez, provocando el famoso dicho futbolístico de ‘quien perdona es ejecutado’ ya que en el siguiente ataque local la puso Cristian Cedrés al segundo palo para que Sergio Araujo bajara con el pecho y enganchara un derechazo ante el que no pudo hacer nada Basilio.

Después el Rayo Majadahonda la tuvo dos veces para marcar, primero en un córner que no acertó a cabecear Morillas y después cuando Romera se fue con suma facilidad de de Curbelo pero su remate rozó en el zaguero y se fue de nuevo a saque de esquina.

Pero los madrileños volvieron a perdonar y sobre la bocina lo iban a pagar. Corría el tercer y último minuto del añadido decretado por el trencilla vasco cuando Timor colgó una falta al corazón del área, el balón se paseó por ella sin que nadie lo tocara y en el segundo palo David García remató a placer para poner el 3-2 y dar una alegría a la afición grancanaria y a la tinerfeña, que ve como un rival directo deja de sumar y sigue estando a su alcance -ahora está por detrás pero sumará los tres puntos del choque del Reus-.

Ficha: UD Las Palmas 3 – Rayo Majadahonda 2

Goles: 0-1 (45′) Verza, de penalti. 1-1 (49′) Rubén Castro, de penalti. 1-2 (71′) Verza, de penalti. 2-2 (79′) Araujo. 3-2 (93′) David García

UD Las Palmas: Josep Martínez; Lemos, Eric Curbelo, David García, De la Bella (Dani Castellano, 78′); Galarreta, Peñalba (Blum, 72′), Timor; Toni Segura (C. Cedrés, 67′), Araujo y Rubén Castro. Entrenador: Pepe Mel

Rayo Majadahonda: Basilio; Galán, Verdes (Luso, 63′), Morillas; Iza (Andújar, 88′), Óscar, Verza, Benito; Fede Varela, Héctor Hernández (Romera, 65′) y Manu del Moral. Entrenador: Antonio Iriondo

Árbitro: Vicandi Garrido (comité vasco)

Tarjetas amarillas: Araujo, Peñalba, Timor, Toni Segura, Lemos y Rubén Castro, por la UD; y a Héctor Hernández, Óscar, Verdes y Galán, por los visitantes

Tarjetas rojas:

Incidencias: Encuentro de la trigésimo novena jornada de la Liga 123 2018-2019 disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 7.815 espectadores

CRÓNICA VÍA PACO RUIZ (ACFI PRESS)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + ocho =