Hemos llegado a la semana previa a la 6ª etapa del campeonato de Fórmula 1, y nos recibe nada más ni nada menos que el mítico circuito más glamoroso del calendario (y quizá de todo el deporte motor mundial): el GP de Mónaco.

Para Renault F1, el GP de España no fue lo mejor que hubieran querido, pero de los males el menor, porque llegaron puntos al equipo.

De esto en parte y por los recuerdos del año pasado, el piloto australiano Daniel Ricciardo tiene varias cosas que contar, además de lo que representa para él este circuito de leyenda:

Ricciardo siempre ha brillado en el Principado, con actuaciones bastante buenas en general, pero sabe que este año será distinto con el auto francés:

“Tengo verdadera curiosidad de ver cómo se siente ir a Mónaco. Siempre me gustó, me entusiasma volver”.

Recuerdo cuando Robert Kubica clasificó segundo en el 2010 (también con Renault), Pastor Maldonado era buenísimo poniendo el auto un poco más arriba de su momento máximo con su clasificación con Lotus (8º en 2015)”.

“Mira, si puedo manejar en la pista de la forma que quiero, entonces podré poner el coche más arriba de lo que se podría hacer en una pista normal, por eso soy optimista. Mónaco no es normal. Aquí veremos si podremos llegar al top 5 o top 6, y eso me entusiasma”.

@RenaultF1Team

En cierta forma, podríamos comparar los sectores más estrechos del Circuito de Bakú con Mónaco, por lo que al preguntarle al australiano si eso le daría algún indicativo, fue claro al responder:

“No, sinceramente no. El auto va con menos carga aerodinámica y más rígido en Bakú. Mónaco es único, y aquí lo más importante para mí es la confianza”.

“Tener confianza con el auto es lo que quiero este Jueves para poder atacar los bordillos y poner los puntos de frenado donde yo quiero. Si consigo eso, entonces creo que podré hacer algo más de lo que se espera”.

Por su parte, el alemán Nico Hülkenberg salió de España sin puntos, pero con decisión de cambiar las cosas en el circuito más famoso del calendario.

Sobre lo que representa para él este circuito y su importancia, Nico comentó:

“Mónaco es inigualable, definitivamente lo más destacado del año y es la carrera que en lo personal más espero. Todo es especial allí, el prestigio del evento, la historia, el glamour. Vivo aquí, así que puedo estar en casa todo el fin de semana disfrutando todas las comodidades”.

“Hay un par de circuitos callejeros en el calendario de Fórmula 1 en Bakú y Singapur, que son geniales por derecho propio, pero Mónaco es simplemente fantástico e incomparable. Te da una gran descarga de adrenalina y realmente sientes la velocidad ahí con las paredes apretadas en ambos lados durante toda la vuelta. Mónaco se trata de tener confianza y poder estar en el límite”.

“Es un desafío superar a Mónaco, lo que ejerce un poco más de presión en la calificación y en que sea absolutamente perfecto. Tienes que desarrollarte de manera constante en Mónaco a través de cada sesión hasta la calificación, donde te propones darlo todo”.

@RenaultF1Team

Sobre lo que buscan en esta prueba después de lo que se vió en España, Hülkenberg está concentrado en encontrar lo que les falta para ser consistentes:

“Estuvimos un poco en la zaga de la carrera en España después de mi error en la clasificación, lo que finalmente llevó al comienzo de Pit Lane. Pero recuperamos algunos lugares y disfrutamos de una carrera normal, lo que fue bueno para seguir construyendo confianza en el auto”.

“Estoy empezando a regenerar esa armonía en el auto, ya que eso ha desaparecido durante esta primera parte del año. La prueba posterior a la carrera también fue productiva, ya que evaluamos algunas cosas nuevas y eso debería significar que estamos bien ubicados en dirección a Mónaco. Buscaremos un fin de semana de carrera sólido para volver a donde deberíamos estar: en los puntos”.

El circuito de Montecarlo será en definitiva una prueba dura para los autos, porque aquí parece cobrar más importancia la habilidad del piloto en sí. Esperemos una gran carrera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 − tres =