Williams llegar a la carrera más glamurosa de la temporada en la que probablemente sea uno de sus momentos más bajos en su dilatada historia en la Fórmula 1. Jamás se había visto a la escudería de Grove con un rendimiento tan bajo lejano a la cabeza de parrilla desde que el equipo británico comenzó a conseguir sus primeros logros a base de puntos a finales de los años 70.

Los de Grove están cuajando una temporada al nivel de un nuevo equipo de Fórmula 1, y no al de uno de los tres más laureados de la historia como es su caso. La moral en Williams, sin duda, está abajo, pero no queda otra que mirar hacia delante y trabajar para mejorar. En esta dirección van encaminados y aunque Barcelona, no deparó apenas mejora en rendimiento, desde la fábrica siguen trabajando para mejorar el FW42.

@WilliamsRacing

En estos términos se ha manifestado Dave Robson, ingeniero jefe de carrera de Williams de cara al Gran Premio de Mónaco.

“Mónaco es siempre uno de los lugares más destacados del calendario de Fórmula Uno. Aunque es un desafío para pilotos e ingenieros, el entorno y la atmósfera lo convierten en una carrera única. Tras Barcelona, ​​creemos que hemos mejorado el rendimiento del FW42 y hemos aumentado nuestra comprensión del coche y los neumáticos. No se sabe si esto se verá o no en Mónaco por lo singuar del circuito de Monte Carlo”.

Robson tiene buenas expectativas en cuanto a las posibilidades inesperadas que surjen en un circuito urbano.

 “Esperamos con ganas el desafío de Mónaco al saber que tendremos que hacer algunos cambios en el coche para adaptarse al circuito. También sabemos que Mónaco puede generar algunas sorpresas y estaremos listos para usar nuestro rendimiento en paradas para explotar cualquier oportunidad que surja”.

En cuanto a los pilotos de Grove, Robert Kubica ha hecho hincapié en las diferencias en los monoplazas respecto a su anterior etapa en Fórmula 1 como un hándicap en el circuito de Mónaco.

“Mónaco es un circuito desafiante. Recuerdo las calles estrechas, y ahora los coches son más anchos y mucho más grandes, será difícil. Es una carrera especial, muy diferente a las demás en el calendario. Ya este año, hemos tenido una carrera de circuito callejero en Bakú con muros y barreras cerca, pero Mónaco tiene características diferentes”.

 George Russell, por su parte, no guarda muy gratos recuerdos del trazado monegasco, y espera ofrecer una buena imagen en su primera carrera en Mónaco en Fórmula 1.

“Mónaco es un circuito muy icónico y se coloca en el calendario de Fórmula Uno. Será un privilegio conducir una vez más por las calles. El año pasado en la Fórmula 2 fue mi peor fin de semana del año, así que espero hacerlo mejor este año”.

Por enésima vez, y lo que le queda en este año, se le presenta un fin de semana duro a Williams.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × dos =