Imagen de José de Haro (Tercer Equipo)

La valenciana a sus 40 primaveras ejerce a la perfección su misión de proteger, guardar y guiar a sus compañeras en la misión de elevar a un modesto equipo de barrio como el Rocasa Gran Canaria al Olimpo del balonmano femenino nacional, en la mejor época de su historia, siendo uno de los referentes de todo un equipo de leyenda capaz de conquistar en una misma temporada la EHF Challenge Cup, por 2ª vez en su historia y en el día de ayer, por primera vez, derrotando en la distancia al todopoderoso Bera Bera, el título más ansiado, el de campeonas de la Liga Guerreras Iberdrola.

Los largos viajes, los sacrificios personales, el duro trabajo, los nervios, todo ello quedaba ayer atrás con la victoria que les daba el primer título liguero de su historia, una alegría que se reflejaba con un aura especial en los ojos y en la sonrisa de la guardameta internacional del Rocasa Gran Canaria durante el descanso del partido de ayer, en el que la veterana jugadora disfrutaba de cada momento, conocedora como nadie de las dificultades intrínsecas a la  doble gesta lograda por el equipo en este mes de mayo para la historia.

Si importantes fueron ayer los 6 golazos de Sayna Mbengue o los 4 cada una de Slavica Schuster y de Vika Macedo, no lo fueron menos las 6 paradas antológicas de la valenciana en el arranque del partido en su primera mitad, dando a su equipo la tranquilidad de saber que si el Porriño osaba superar la gran defensa de las teldenses, todavía tendrían que superar la presencia bajo palos del ángel de la guarda de las amarillas, una guardameta capaz de detener todo lo humanamente parable y sacarse de la manga alguna atajada de otro mundo.

Ayer Silvia volvió a ser decisiva, igual que lo fuera hace unas semanas en la final de la EHF Challenge Cup y vibró como nunca, como si de una debutante se tratase, volvió a demostrar su carisma, su liderazgo y su saber estar, ejerciendo de lo que mejor sabe hacer, de custodio de sus compañeras, de líder dentro y fuera de la cancha, todo un lujo para un equipo de leyenda que ya busca su próximo reto en el horizonte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + trece =