El Gran Premio de Francia comenzaba de la mejor manera, a pesar de la lluvia, Maverick Viñales  consiguió dominar dos de los cuatro libres, por culpa de la estrategia de los neumáticos tuvo una mala clasificación que le dejaría en el puesto 11º en la parrilla, siendo su peor posición de todo el fin de semana. La salida no salió como lo esperado e hizo que perdiera posiciones. Mientras intentaba remontar fue arrollado por Francesco Bagnaia.

Vía: Motorbike magazine

Tras la carrera habló para DAZN aunque el ambiente se notaba cargado: “Me han embestido. Es la segunda vez. Si yo lo hago algún día no me podrán decir nada. Al final, mala suerte o no, yo creo que la suerte se crea. Tampoco es mala suerte. Una mala estrategia el sábado y salimos el 11.  Esa ha sido la conclusión de la carrera”, comentaba.

Recalcaba el piloto de Yamaha que era la segunda vez que otro piloto le arrollaba, el primero fue Franco Morbidelli en Termas de Río Hondo y posterior su compatriota Bagnaia.

Vía: Moto1pro

Viñales se agarraba como un clavo ardiendo a la posibilidad de remontar en la segunda parte de la carrera pero visto el desastroso final procurará olvidar el amargo domingo en el próximo ItaliaGP.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 2 =