El joven talento polaco Szymański pone rumbo a Rusia

La promesa de solo 20 años se marcha a cambio de 5,5 millones de euros al Dinamo de Moscú ruso aunque el Legia contraatacó y pagó en propiedad al Metz francés el pase del portugués Cafú

El Dinamo de Moscú le da la bienvenida a Szymanski / Michał Kołodziej peeste.com

Sebastian Szymański, uno de los futbolistas con mayor futuro del fútbol polaco a sus 20 años, ha sido traspasado desde el Legia Varsovia al conjunto ruso del Dinamo Moscú que entrena el que fuera jugador de la Real Sociedad Dmitri Khokhlov. El poderío económico del país ruso ha echado sus zarpas sobre Szymański, uno de los mayores talentos polacos que ha sido internacional con su país en las categorías inferiores. Ahora, espera progresar en Rusia para llegar más lejos en su carrera.

Su buen hacer como pasador en la zona ancha le hace ser una potencial estrella en su país donde se formó en el TP 54 Biała Podlaska de su localidad natal para ser captado cuando contaba con 13 años de edad por el gran coloso polaco, el Legia Varsovia. Ahora, el club capitalino lo ha traspasado por 5,5 millones de euros a un Dinamo de Moscú que en la 2018/19 ha estado peleando por salvarse de los puestos de descenso y promoción algo que finalmente logró.

El medio, de apenas 174 cm de estatura, debutó con el Legia en la temporada 2016/17 siendo el quinto más joven debutante en la historia del club. Fue a la edad de 17 años y dos meses en la final de la Supercopa de Polonia ante el Lech Poznan disputando los últimos trece minutos de encuentro.

En la campaña 2017/18 fue un habitual ya en el primer equipo con 33 choques disputados entre Liga, Copa, previa de Champions y Europa League. En la temporada recién terminada su participación se elevó a los 42 partidos siendo uno de los líderes en la zona ofensiva del Legia. Con los varsovianos jugó un total de 86 duelos anotando 11 goles acumulando en su palmarés dos Ligas y una Copa.

Szymanski en un choque con el Legia / Getty Images

Agradezco a los entrenadores, jugadores y personal del club estos siete años fantásticos y la gran oportunidad que me han brindado aquí. En el Legia desarrollé y maduré como futbolista. Nunca olvidaré el ambiente que crean los fans, es único. El Legia siempre estará en mi corazón y cuando pueda, definitivamente regresaré aquí. Le deseo muchos éxitos al club”, resaltó Sebastian Szymański en su adiós.

Además del talentoso centrocampista también abandona el equipo el internacional checo Adam Hlousek. El defensor, de 190 cm de estatura, llegó al Legia en la 2015/16 sumando más de 100 partidos con el club polaco. Procedía del Stuttgart aunque antes había jugado en otros equipos de la Bundesliga como el Kaiserslautern y el Núremberg. Ahora se ha marchado al subcampeón checo, el Viktoria Plzen, tras acabar contrato con lo que vuelve a su país con mucha experiencia acumulada.

También abandonó el Legia tras acabar contrato el delantero italiano de 29 años Cristian Pasquato aciago en la última temporada. Formado en la Juventus, fue cedido a muchos equipos de su país tanto de la Serie A como de la B decidiendo en la 2016/17 poner rumbo al extranjero, concretamente al Krylia Sovetov ruso, su buen hacer le llevaría al Legia de donde sale tras haber aportado apenas dos goles. El transalpino, así como Szymański y Hlousek se unen a las ya consabidas bajas de Kucharczyk y Hamalainen.

CAFÚ YA ES DEL LEGIA EN PROPIEDAD

Cafú celebra un gol en el campo del Slask Wroclaw / PAP

Pero no todo han sido despedidas en el equipo más rico de Polonia. Con el dinero ingresado en sus arcas por Szymański, el Legia, que cuenta en sus filas con dos españoles, Carlitos López, uno de los mejores jugadores de la Liga, y el defensor Iñaki Astiz, tiene liquidez para acometer fichajes que le devuelvan a lo más alto de la tabla algo que en la 2018/19 le discutió el Piast Gliwice que se coronó campeón de Liga por vez primera en su historia.

Así, el Legia ha depositado su confianza en el mediocampista portugués Carlos Miguel Ribeiro Dias ‘Cafú’ que estuvo cedido el último año y medio y en la 2018/19 en el equipo varsoviano tuvo grandes prestaciones con seis goles en 37 partidos entre todas las competiciones. Eso ha hecho que se confíe en él pagando 800.000 euros a su club propietario, el FC Metz francés, que este año ha logrado el ascenso a la Ligue 1 gala.

Cafú, de 26 años, un jugador con muy buenas condiciones físicas (185 cm) y altas habilidades individuales, está rindiendo a las mil maravillas en la capital polaca y está recordando a aquel que destacó hace unos años en la Liga lusa con el Vitoria de Guimaraes donde llegó a ser capitán con 22 años de edad. Su gol más importante con el Legia fue el de aquella final de Copa de 2018 que ganó al Arka Gdynia en el Narodowy de Varsovia  (2-1) anotando el portugués el 2-0 para su equipo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 3 =