Fuente Real Madrid
El Real Madrid dio el primer golpe en la mesa de las semifinales con una tremenda exhibición ofensiva, y defensiva, que le permitió dominar el partido desde el salto inicial. No hubo concesiones de ningún tipo a un Valencia Basket que se acabó entregando ante el empuje local. Laso repartió minutos, todos anotaron y sobresalió un Randolph inconmensurable desde el triple (6 de 6), que se marchó con 24 puntos y 30 de valoración.

El Real Madrid mandó desde el principio, y de qué manera. Dos triples de Randolph y Taylor empezaron a meter velocidad al marcador, tanta que apenas jugados cuatro minutos los blancos habían anotado 20 puntos (20-7). La agresividad en defensa provocaba los errores del Valencia Basket, que reaccionaría de la mano de Thomas. El acierto local era tremendo por parte de Randolph (11 puntos, 3 de 3 en triples) y Taylor (8), que atacaba una y otra vez bajo el aro taronja, para el 26-18 al final del primer cuarto.

Máxima ventaja
Otra salida fulgurante del conjunto de Laso noqueó nuevamente a los visitantes en el inicio. Ahora el protagonismo era de Causeur, que rompía la zona naranja con continuas entradas a canasta (9 puntos). El Madrid seguía castigando desde el 6,75 (4 triples) para llevar el marcador, hasta en dos ocasiones, a un +18 que el Valencia Basket apenas consiguió reducir a +15 (48-33) antes de marcharse a los vestuarios. Once jugadores blancos ya habían tenido minutos.

La reanudación empezó con los mismos ingredientes que el primer cuarto: un triple de Randolph (que anotaría otro más para 6 de 6) y una defensa agobiante de la que Valencia Basket era incapaz de salir. El Real Madrid siguió pisando el acelerador para incrementar la diferencia, que tras un 16-0 de parcial se iría a los +34 (72-38). A la fiesta anotadora se apuntó Carroll, que había saltado a cancha por primera vez y el éxtasis lo llevó al WiZink Center una jugada de Campazzo (en su partido 100 en Liga como blanco) que acabó con mate de Randolph. Los taronja sí comenzaron a ver aro con Vives a la cabeza para maquillar algo el resultado (74-46).

Sin concesiones
Con el partido sentenciado, Laso movió el banquillo para no cargar de minutos a los suyos, en previsión de que la batalla de semifinales se alargue. El Valencia Basket sumó puntos con más facilidad, pero los blancos no bajaron su ritmo. Anotaron Deck, Ayón y, por supuesto, Llull, que rompió un buen parcial visitante con dos triples consecutivos marca de la casa. Y lo mismo hicieron Carroll y Thompkins, en una noche en la que el Real Madrid acabaría firmando 16 triples para terminar su actuación con un contundente 94-72. En menos de 48 horas, el segundo asalto

ESTADÍSTICAS REAL MADRID-VALENCIA BASKET

MOTA DE Prensa Real Madrid

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − seis =