Jorge Lorenzo terminó en la décimo tercera posición en el Gran Premio de Mugello. Como ya pronosticó el piloto a lo largo del fin de semana la carrera seria física.

El piloto mallorquín no ha llegado a rodar en tiempos competitivos a lo largo del Gran Premio y no llegó a estar dentro del top ten. Tras terminar vigésimo en la jornada de entrenamientos Lorenzo se dedicó el sábado a mejorar la moto y encontrar un setting que se adaptara a sus necesidades, clasificando décimo séptimo.

Llegó el día de la carrera y Lorenzo buscaba resarcirse de las malas sensaciones con el punto de mira enfocado en llegar a la décima plaza. Jorge Lorenzo remontó dos plazas en la salida quedando por delante de Valentino Rossi. A lo largo de la carrera el piloto del Repsol Honda lucho contra Rossi, Aleix Espargaró, Mir y Pirro.  Jorge Lorenzo se mantuvo dentro del primer grupo pero tras cinco vueltas el ritmo del piloto se mantuvo estancado. Las caídas de algunos pilotos lo hicieron ascender hasta la décimo primera plaza. En las últimas vueltas fue superado por Aleix Espargaró y Joan Mir.

Después de la carrera el piloto declaró a los medios de comunicación acerca de sus impresiones: “Hoy ha ido más o menos como esperábamos. No tenía ritmo y no me encontraba tan cómodo en la moto como para ser más competitivo. Hemos hecho un cambio en el warm up y ha mejorado algunas áreas” declaró.

Pese al resultado Jorge Lorenzo no desiste y viajará a la fábrica en Japón para buscar una solución: “No he terminado mejor o peor de lo esperado, pero ni Honda ni yo vamos a rendirnos intentando progresar y encontrar una solución juntos. Ahora viajaré a Japón para trabajar con HRC en algunas mejoras que me permitan volver más fuerte” finalizó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 18 =