Philipp Max. | LFP

El Barça quiere incorporar si o si un lateral izquierdo de garantías. Desde el club saben que esa parcela del terreno de juego es propiedad de Jordi Alba pero también saben que necesitan un recambio de garantías no sólo para suplirle sino también para aumentar la competencia, algo que desde hace muchas temporadas no sabe lo que es el de Hospitalet.

La primera opción en la secretaría técnica es Junior Firpo. El lateral del Betis gusta por edad, proyección y vocación ofensiva. Pero el club andaluz se niega a desprenderse de su jugador por menos de 50 millones de euros, una suma que desde el club azulgrana ni se plantean acercarse. Entienden que es una suma demasiado elevada para un jugador que llegaría con el rol de suplente y las arcas del club no están para esos esfuerzos después del fichaje de Antoine Griezmann.

Resultado de imagen de junior firpo
Junior Firpo. | Real Betis

Ante esta tesitura el club azulgrana baraja otras opciones. Descartados tanto Alaba como Guerreiro por ser una operaciones demasiado costosas se buscan otras soluciones. Filipe Luis fue otro de los nombres que se pusieron sobre la mesa y se tuvo muy en cuenta. El ex del Atlético hubiera llegado a coste cero y con una gran experiencia en la liga pero se descartó por sus últimas lesiones y por su edad. No se busca un parche para esta temporada sino un jugador de presente y de futuro.

Es en este escenario de presente y futuro dónde aparece un nombre para muchos desconocidos, Philipp Max. A sus 25 años el jugador alemán ha disputado una gran campaña en el Augsburgo. El ex del Borussia Dortmund reúne muchas de las características que busca el Fútbol Club Barcelona. Gran marcador y con una buena zancada le gusta sumarse al ataque siempre que puede. Su velocidad le permite recuperar rápido su posición y es una operación que rondaría los 20 millones de euros. Un cifra a la que si estaría dispuesto a desembolsar el Barça.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 − 9 =