Imagen de BCL

Tres nombres figuran sobre la mesa del director deportivo del Herbalife Gran Canaria, Berdi Pérez, para poner punto y final a la plantilla claretiana para el presente curso:

El primero es el de Stan Okoye, quien finalmente todo apunta a que firmará con el Granca a pesar de la inyección económica que ha recibido el Basket Zaragoza por parte del Grupo Campos, ya que al parecer los daños emplearán dicho capital para acometer 2 o 3 fichajes importantes, renunciando a igualar la oferta por el exterior estadounidense con pasaporte norteamericano, decisión que deben de tomar en el día de hoy antes de las 23:59 horas peninsulares. Al parecer la oferta claretiana duplicaría los emolumentos al jugador, además de ofrecerle 3 años de contrato a sus 28 años, unas cantidades que los zaragozanos no están por la labor de igualar, aunque mantendrán la incertidumbre hasta el último segundo para no facilitar las cosas a los amarillos, que ya perdieron por la demora sus opciones de fichar a Isaiah Cousins.

El segundo nombre es el de John Shurna, quien cuenta con una oferta por parte del Morabanc Andorra que está complicando las negociaciones para cerrar su fichaje por el Granca. Sin embargo, todo apunta a que finalmente el jugador vestiría de amarillo la próxima temporada.

Imagen vía Basket Universo

El tercer y definitivo nombre es el de un tapado hasta el momento, Demonte Harper (Escolta, 1.93 metros y 30 años), natural de Nashville, Tennessee, formado en su etapa universitaria en la Universidad Estatal de Morehead, donde promedió 10.6 puntos, 3.6 rebotes y 3 rebotes por partido; números que no despertaron el interés de ninguna franquicia norteamericana, por lo que decidió dar el salto al profesionalismo en Europa, de la mano de la Cibona Zagreb croata (2011-12).

El curso siguiente volvería a EEUU para jugar en la D-League en las filas del Erie Bayhawks (2012-13), para regresar a Europa la temporada siguiente comenzando un nuevo periplo europeo que le llevó a jugar en el BC Tsmoki-Minsk (2013-14), New Basket Brindisi (2014-15), Czarni Slupsk (2015-16), BC Kalev (2016-17), Zenit San Petersburgo (2017-18) y finalmente el Tofas Spor Kulübü que abandonó a mitad de temporada para reforzar el Sidigas Avellino italiano, donde coincidió con Matt Costello, jugando 13 encuentros con los transalpinos en los que promedió 11.9 puntos, 3.4 rebotes y 3.5 asistencias.

A pesar de jugar la temporada pasada como escolta, su versatilidad le permite actuar también como base. Es un jugador ágil, completo en el apartado ofensivo, capaz de anotar desde el drible o en catch and shoot, cuenta con un buen manejo de balón y con capacidad para llegar al aro con fluidez. Además es un buen reboteador, tanto en ataque como en defensa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos + trece =