Los rebeldes

Todos los veranos hay jugadores que se declaran en rebeldía bien para forzar su salida del club o para ganarse un aumento de sueldo. Vamos a repasar los nombres propios de este verano.

Antoine Griezmann, celebra un gol / EFE/Juanjo Martín.

Antoine Griezmann

El ‘principito’ ya anunció en marzo al Atleti que este verano abandonaría el club rojiblanco. Su cláusula es desde el 1 de julio de 120 millones de euros y todo apunta a que irá al Fútbol Club Barcelona. Las relaciones entre ambos clubes se encuentran muy dañadas por la situación del jugador. Desde el Wanda apuntan a que el jugador tiene un contrato firmado con el Barça desde febrero algo que niegan totalmente dese el club culé. El jugador ha sido citado ya por los colchoneros para empezar la pretemporada y el campeón francés ha informado que no se uniría al equipo ya que aún tiene días de vacaciones y argumentó que abonaría el total de su cláusula de rescisión en las oficinas de la Federación. Desde Barcelona apuntan que esta misma semana podría ponerse punto y final al culebrón.

Paul Pogba

Pogba, con la Copa del Mundo / Matthias Hangst Getty Images

El centrocampista francés del Manchester United es una petición expresa de Zinedine Zidane para el conjunto blanco. El propio jugador ya informó a los Red Devils la intención de abandonar Old Trafford este mismo verano y le seduce la idea de jugar en el Real Madrid. Al igual que su compatriota se ha negado a ir a la gira de pretemporada con su club y se ha declarado en rebeldía para poder salir rumbo Madrid. La Juve también está atenta a la situación de su ex pupilo ya que quiere repescarlo para el nuevo proyecto de Sarri. A todo esto, su entrenador Ole Gunnar Solksjaer ha tensado un poco más la cuerda. Primero ha alabado al aún jugador red devil pero ha indicado que su equipo es ni más ni menos el Manchester United y que no tienen ninguna necesidad de vender en un claro intento de encarecer aún más el precio del jugador.

Neymar

Neymar cuando fue presentado por el PSG / Tercer Equipo

Sin duda alguna el caso de Neymar Jr. es el más mediático y problemático de todos. Con intención de regresar al Barça ya ha pedido a su club que le traspasen y no ha asistido al inicio de la pretemporada con el conjunto parisino. Ahí es dónde empieza el foco de discusión. Desde el propio PSG aseguran que el jugador estaba citado y tenía la obligación de presentarse pero desde el entorno del jugador, con su padre a la cabeza, dicen que el club no sólo estaba avisado de que se incorporaría más tarde sino que tenía permiso ya que tenia actos con su fundación. El propio presidente en una entrevista ya criticó la actitud del astro brasileño sin nombrarle y en Francia están hartos de la actitud del jugador dentro y fuera de los terrenos de juego. La mala relación entre parisinos y culés dificulta aún más una operación millonaria y que si llega a producirse se hará con intercambio de jugadores.

Koscielny

El veterano central francés del Arsenal termina contrato la próxima temporada. Es por eso que se ha negado a viajar con los gunners a la gira de pretemporada con la intención de que el club de Londres le de la carta de libertad para regresar a Francia. El Arsenal ya ha emitido un comunicado criticando la actitud del jugador.

Luis Alberto

Luis Alberto con la camiseta de la Lazio / imago iamges

Monchi quiere repatriar a Luis Alberto si o si. El propio jugador desea regresar pero sus flirteos con el club sevillista han enfadado y mucho a la Lazio. Con un precio de mercado de entre 40-50 millones es un jugador ideal con el que hacer caja. Su técnico Inzaghi no quiere perder al talentoso español pero da casi por sentada su marcha pese a que el jugador ha iniciado la pretemporada con el conjunto laziale. PSGManchester United están atentos a la situación del jugador y son un rival difícil de batir por el Sevilla que no puede competir con estos dos gigantes económicamente

Gareth Bale

Gareth Bale en un Clásico / EFE

El Real Madrid quiere desprenderse del galés pero el expreso de Cardiff no está por la labor. Sus continuas lesiones, su no adaptación a España y su actitud son un lastre en la casa blanca. El equipo blanco desearía sacar unos 100 millones por el jugador pero no llegan ofertas. La alta ficha del futbolista juega en contra de los intereses del club ya que nadie le igualará el salario. El británico lo sabe y es por ese motivo que no tiene intención de moverse de la capital.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 5 =