Resurgir debe ser una palabra que resonará fuerte en la cabeza de Maverick Viñales estas vacaciones. El español cerró esta primera parte del año con una victoria y un segundo lugar que lo catapultaron al quinto lugar del Mundial. Y, sobre todo, logró esa sensación de competitividad que perdió su compañero de boxes. “Mack” ha vuelto a sonreír.

Fue una carrera muy dura. El nivel de agarre descendió mucho a raíz de la lluvia que cayó durante la noche. Sabíamos que iba a ser muy complicado pero jugamos bien nuestras cartas. Nos decantamos por la goma trasera dura y éramos conscientes de que eso nos daría un plus en las primeras 20 vueltas. La segunda plaza era lo máximo a lo que podíamos aspirar aquí“, comentó el número “12”.

Imagen: MotoGP

Hoy era muy difícil batir a Marc, pasaba por muchos factores. Ya cuando lo he seguido he entendido cuál era nuestra posición. Se ha escapado Rins, parecía que le estábamos cogiendo, pero hemos visto que ha cometido un error. Luego, me he dedicado a cerrar la puerta a Crutchlow, intentar que no me adelantara y mantener la segunda posición como fuera“, resumió Viñales.

Hemos sufrido bastante con el grip y toca analizarlo, porque en Assen tuvimos uno impresionante y aquí nos ha costado mucho. El segundo podio consecutivo antes de las vacaciones era muy importante. Nos vamos con grandes sensaciones, sabiendo que podemos luchar, que somos consistentes y fuertes“, celebró el español, que le sacó 14 segundos a Valentino Rossi.

Imagen: MotoGP

Yo tengo claro, como dije en Assen, que el equipo Yamaha trabaja para los dos pilotos, en la dirección que a cada uno le gusta. Es mejor trabajar en una misma dirección, pero bueno, los comentarios de Valentino y los míos son muy parecidos. Nos falta mucha tracción detrás. Sólo cuando la temperatura no era muy alta en algunos entrenamientos he podido sacar el cien por cien de la moto. Nos falta mejorar, por supuesto“, zanjó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 1 =