Eriksson demostrando que no vive solo de triples. Imagen de José de Haro

El dejar salir para poder entrar parece que lo está llevando a rajatabla el Herbalife Gran Canaria esta temporada en la que cada semana va perdiendo efectivos hasta el punto que a día de hoy los claretianos no solo pierden  a Marcus Eriksson para la causa, sino que según avanzaba esta tarde nuestro compañero Moisés Rodríguez, de Canarias Radio la Autonómica, el club habría comunicado también a Nikola Radicevic que no cuenta con sus servicios; lo que deja a los claretianos en cuadro con tan solo 5 jugadores profesionales en la primera plantilla: Omar Cook, Javi Beirán, Oriol Paulí, Xavi Rabaseda y Beqa Burjanadze.

Independientemente de la posible y más que probable apuesta por Balcerowski, Khalifa Diop o Jovan, lo cierto es que Berdi Pérez tiene mucho trabajo por delante todavía para confeccionar un plantel adecuado a las necesidades de Fotis Katsikaris.

El tiempo corre y con la Summer League ya finiquitada se esperan novedades en las oficinas de la Vega de San José. Entre 7 y 4 fichajes deberían de recalar en el conjunto amarillo en los próximos días o semanas.

Preocupa especialmente la necesidad de un base que complemente a Cook y que podría ser una de las grandes apuestas de Berdi Pérez; al tiempo que el equipo no tiene a día de hoy ningún escolta y a pesar de contar con dos aleros en sus filas, ni Oriol ni Xavi son unos consumados triplistas, por lo que la salida de Eriksson obligará a los grancanarios a firmar a un especialista de la larga distancia como mínimo; además de tener que reconstruir por completo el juego interior del equipo hoy inexistente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 4 =