El Legia evita la tragedia griega con apenas quince minutos de Carlitos

Vuković sigue con su inexplicable decisión de dar poco 'chance' a Carlitos López, el mejor jugador de un Legia que se queda ahora a una sola eliminatoria de acceder a la Fase de Grupos de la Europa League

Los jugadores del Legia celebran el primer gol / Legia Warszawa Oficial

Con muchas urgencias se presentaba el Legia en el Peristeri Stadium de Atenas. Tras el 0-0 de Varsovia, su clasificación en la Europa League era casi obligada ante la exigencia que requiere ser el equipo más rico de un país de 40 millones de habitantes como Polonia. El honor del fútbol del país, con todos sus equipos ya eliminados en competiciones europeas, estaba en juego y con el entrenador Aleksandar Vuković discutido por los malos partidos de inicios de campaña y la reiterada presencia de la estrella del equipo, Carlitos López, en el banquillo. El alicantino volvió a estar entre los suplentes ante el Atromitos; Vuković volvió a confiar en el joven croata Kulenović, un ariete más alto y pesado y con menos capacidad creativa y de improvisación que el español. Volvía Cafú, que debutaba esta campaña tras su lesión mientras que se añadió a las bajas ya sabidas de Remy, Sanogo, Obradović y Kostorz, la del croata Antolić por lesión.

El Legia dio mucha sensación de peligro al inicio, ayudado por la mentalidad más ofensiva del equipo griego que propició los espacios en zona de ataque que no tuvieron los polacos en la ida. Las primeras opciones fueron para Luquinhas y Gvilia que no pudieron dominar la pelota tras dos buenos envíos que en caso de haberlos controlado se hubieran plantado solos delante del portero. Pero el Atromitos, jugando con más efectivos arriba que en el choque de Varsovia, un extremo por un defensa, también estaba más incisivo, así en el 10′ de encuentro un centro del brasileño Farley a punto estuvo de cabecearlo Vellios que en caso de conexión con la bola hubiera creado un enorme incendio sobre la portería de Majecki.

El dominio inicial del Legia lo fue contrarrestrando el conjunto local que aumentó su presencia en el área rival, en el 16′ una falta desde la izquierda resultó ser un centro chut que se envenenó y pegaba en el larguero, los polacos empezaban a sentir la presión de un Atromitos que poco después pudo de nuevo colocarse en franquicia en el marcador otra vez a balón parado; pelota colgada al área, conectaba de cabeza el central israelí Khila y el esférico se fue muy cerca del palo izquierdo de un Majecki que no dio esa sensación de seguridad de choques anteriores. Pasado el minuto 20, los pupilos de Vuković, que se jugaba gran parte de su credibilidad en este partido, ya habían perdido el control del juego.

Stolarski tras marcar el 0-1 / Piotr Kucza – Newspix

Cuando más atascado estaba el Legia apareció la figura de Cafú, su vuelta fue balsámica para los de Varsovia. El portugués, que fue adquirido en propiedad este verano tras haber estado cedido por el FC Metz francés, aportó mucho en la zona ancha, estuvo imponente por momentos en la media y colaboró en ataque y en defensa con eficacia. El luso cogía la pelota en zona de creación y en una demostración de poderío físico combinaba con el brasileño Luquinhas, muy activo también, Cafú recibía de nuevo se la daba ya en área rival a Gvilia que se la dejaba a Stolarski que, viniendo desde atrás, conectaba desde la frontal un tiro raso y potente ante el que nada pudo hacer Megyeri. Los polacos se ponían por delante.

Corría el minuto 29 y se daba el mejor de los guiones con el Legia adelantándose en el luminoso. Valía doble ese gol tras el 0-0 de Varsovia, el Atromitos necesitaba dos  tantos para pasar. Incluso dos minutos después, casi Kulenović anotaba el 0-2 pero remató defectuosamente dentro del área y la pelota se fue cruzada fuera. Los de Anastasiou estiraron líneas y sin mucho orden pero con pundonor lograron tener un par de opciones antes del descanso, un tiro de Manousos se fue lamiendo la cruceta tras tocar en Luis Rocha y luego un balón interior a Vellios cuyo tiro superaba al meta Majecki pero Igor Lewczuk salvaba ‘in extremis’ casi en boca de gol; estuvo ahí casi el 1-1 cuando ya se había llegado al tiempo de prolongación. Los polacos respiraban en medio del atorramiento con 30º de temperatura sobre la capital helena. Se llegó al descanso, resistió el Legia que supo aprovechar su oportunidad ante un Atromitos peligroso pero con poco ‘punch’.

No pudo empezar mejor el segundo acto en el que la escuadra polaca fue mucho mejor, en el 51′, una gran jugada por la derecha del internacional montenegrino Marko Vesović resultaba con un centro de éste que conectaba Gvilia que, de manera poco ortodoxa, sorprendió al portero del Atromitos que veía cómo el balón se introducía en la red. Era el 0-2 y los griegos que necesitaban ya tres goles; el Legia, en un partido al que acudía con toda la presión del mundo, lograba salvar con nota la papeleta.

Luquinhas es perseguido por Manousos / PAP

Los locales se tiraron para arriba, no se encuentran cómodos los griegos jugando de esa manera y lo notaron, el Legia con espacios y con jugadores rápidos como Luquinhas y Vesović, sin olvidar la labor en la media como todoterreno de Cafú, hacía daño y Gvilia casi hacía el tercero. Como en todo lo poco de temporada que llevan los varsovianos, el nivel del georgiano es de lo más alto del plantel. El Atromitos solo podía llevar peligro a balón parado y con tiros lejanos como el de Farley en el 66′ pero todo estaba bajo control por parte de ‘los militares’.

Wieteska y Nagy entraron en el segundo tiempo, ¿jugaría algún minuto Carlitos?, así fue finalmente y es que el debate se hubiera acrecentado hasta límites insospechados si no hubiera participado el ex del Wisła Cracovia que acabó disputando el último cuarto de hora, tiempo más que insuficiente a tenor del peso del jugador español no solo en el Legia sino en toda Polonia. El último cuarto de hora fue anárquico, el Atromitos estaba impotente, agonizante, sin argumentos para inquietar mientras que los polacos, que se sabían clasificados, jugaban más sueltos.

Quién si no Carlitos fue el más peligroso cuando entró sobre el verde y en el 84′ no marcaba de milagro, un pase de Kulenović le llegaba al español en la frontal de la chica y cuando parecía que su tiro se colaba en la portería un defensa local evitaba el gol. De ahí al final poco más, el Legia salvó los muebles y evitó la eliminación más prematura de los equipos polacos en la historia, nunca antes del 16 agosto habían quedado todos los equipos apeados. Además, es la séptima vez en 37 eliminatorias durante el Siglo XXI que un equipo polaco pasa ronda después de no haber ganado la ida.

Tras esta victoria, se abren muchos interrogantes con la consabida tranquilidad que da una clasificación europea; primeramente si esta victoria sin Carlitos en el once inicial hará que el entrenador Vuković siga sin ‘bajarse del burro’ con respecto a la suplencia de un jugador de la dimensión del español cuyas estadísticas individuales los dos últimos años han sido las mejores de Polonia. Si el serbio le siguiera dando pocos minutos, incluso Carlitos podría contemplar otras opciones que tiene encima de la mesa como la de algún club de Primera División o incluso de Arabia Saudí como publicaron algunos medios polacos. A nivel colectivo queda saber si este Legia está capacitado para superar al último escollo antes de la Fase de Grupos, a sabiendas del mucho prestigio y dinero que hay en juego. Dicho obstáculo seguramente será el Glasgow Rangers escocés entrenado por el mítico ex Liverpool Steven Gerrard y que vencieron en la ida 2-4 en Dinamarca al Midtjylland.

FICHA TÉCNICA:

Legia Warszawa Oficial

Atromitos FC: Megyeri – Natsos, Risvanis, Goutas, Katranis – Madson (Umbides 69’), Khila (Ugrai 58’) – Farley, Charisis, Manoussos – Vellios (Nsikulu 83’).

Legia Varsovia: Majecki – Stolarski, Lewczuk, Jędrzejczyk, Luis Rocha (Wieteska 62′) – André Martins, Cafú – Vesović (Nagy 68′), Gvilia, Luquinhas (Carlitos López 76′) – Kulenović.

Goles: 0-1 (29′) Stolarski; 0-2 (51′) Gvilia.

Árbitro: Bas Nijhuis (Países Bajos) . Amonestó a los locales Risvanis y Kastranis y al visitante Luis Rocha.

Incidencias: Partido de vuelta de la 3ª ronda previa de la Europa League disputado en el Peristeri Stadium de Atenas. 30º de temperatura sobre la capital griega.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 8 =