Israel Puerto festeja un gol / Śląsk Wrocław Oficial

Solo un partido ha hecho falta para que Israel Puerto derribe la puerta. El debut exitoso del sevillano el pasado fin de semana en la Ekstraklasa le confirma como el central titular del Śląsk Wrocław, líder del campeonato polaco, quitándole el puesto no a un jugador cualquiera como es Piotr Celeban. El central nacido en Szczecin es un veterano de 34 años con 321 partidos oficiales jugados en el equipo de la región de Silesia, 341 en total en la Ekstraklasa, habiendo anotado la nada desdeñable cifra de 30 goles teniendo en cuenta su posición de zaguero. Además, ha sido 10 veces internacional con Polonia y tuvo un discurrir exitoso de dos campañas en el Vaslui rumano anotando 13 goles en 59 partidos lo que atestigua que Celeban pasó la siempre dificultosa prueba de jugar en el extranjero.

La misma que quiere superar Israel Puerto que ya ha dado un primer paso del tamaño de un gigante en su primera aventura foránea. Llegó ya a Wrocław lesionado y gracias a su perseverancia y paciencia supo esperar a la jornada 5 para debutar previo rodaje con el equipo B en el que dio muestras de su recuperación. El entrenador del Śląsk, el checo Vitezslav Lavička, lo colocó como central titular ante el MKS Cracovia, con victoria por 2-1, junto a Wojciech Golla sacrificando al experimentado Piotr Celeban y, como dirían en la tierra que vio nacer a Puerto, “todo salió de categoría”. El canterano sevillista estuvo seguro atrás, se permitió el lujo de dar una asistencia de gol al eslovaco Robert Pich en el 1-0 y encima fue incluido por la organización en el once ideal de la jornada 5. Una irrupción más que soñada.

“Hemos firmado un contrato con Israel para que sea el número uno de nuestra defensa”, reiteró tajantemente el técnico Vitezslav Lavička. “Estoy satisfecho con la forma en que jugó, pero al mismo tiempo quiero enfatizar que tengo un gran respeto por Piotr Celeban, a quien le fue bien en los primeros cuatro encuentros”, agrega el checo, que deja a las claras que el del Viso del Alcor será una pieza clave en su esquema desde ahora.

No iba a ser fácil el retorno tras un período de dos meses sin jugar para el que fuera internacional en las inferiores con España que se perdió los seis partidos de pretemporada. Ante el MKS Cracovia volvía a jugar por primera vez desde el 9 de junio pero en general cumplió las expectativas, a pesar de no poder evitar el tanto de los cracovianos obra del alicantino Rubio López, hermano de la estrella del Legia Carlitos López, en un golazo más mérito del delantero que desacierto del defensa. La confianza que el club está depositando en Puerto es clave, ni siquiera a los de Silesia les tembló el pulso de fichar a un futbolista que venía con una lesión del Decano del fútbol español, el Recreativo de Huelva.

Puerto, en el centro, felicita a un compañero / Śląsk Wrocław Oficial

En tierras onubenses fue un auténtico líder, se quedó cerca del ansiado ascenso a Segunda, la Segunda B se le quedaba pequeña ya al visueño que puso rumbo a  la Primera polaca con un contrato de dos años con una cláusula de extensión a dos más. Confianza ciega en él del Śląsk Wrocław cuya dirección deportiva buscaba un central de su perfil, que supiera no solo destruir sino también construir, que pudiera mover con eficacia el esférico con pases cortos y además enviar pelotas largas y diagonales con esa técnica de la que carecen los zagueros polacos. Además, su buena condición física y un enfoque agresivo hacia el oponente son rasgos que los de Silesia anhelaban y que Puerto contiene así como la altura, 1,87 metros, siempre necesaria en las líneas defensivas polacas harto prominentes y vital para codearse con arietes, en muchos casos de gran envergadura.

El hecho de ser español también fue un factor beneficioso en la contratación de Puerto ya que en el pasado los de Wrocław tuvieron buenas experiencias con jugadores españoles y todos se adaptaron muy bien tales como Juanito, Joan Román o ‘Sito’ Riera. Así que no hay dudas que Puerto se aclimatará bien, incluso el sevillano se defiende con el inglés con lo que puede ayudar al otro español que llegó este verano al equipo, el canario Erik Expósito, de 23 años, tres menos que Puerto, y que tiene más problemas de comunicación en otros idiomas. La cosa pinta bien para un central sevillano que tiene el derecho a entonar el famoso ‘veni, vidi,vici’ (vine, ví y vencí) que unos años antes de Cristo expusiera el general romano Julio César al Senado para relatar su gloriosa victoria militar en la Batalla de Zela (Turquía).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − 9 =