Simeone. | ATL

Pocos son los ejemplos en el mundo del fútbol similares a lo acontecido en el Atlético de Madrid desde la llegada del técnico argentino. Simeone se encontró hace ya siete años, un equipo sin alma que deambulaba por la primera división del balompié nacional, y que veía como clasificarse para la Europa League era todo un logro.

Si nos remontamos más atrás en el tiempo, llegamos al descenso de categoría en el Carlos Tartiere. Ese momento parecía el principio del fin de una entidad que había conocido la gloria de una manera inusitada con el tan recordado “doblete”. Pero nada más lejos de la realidad, con Luis Aragonés en el banquillo apareció un jugador al que se agarraban todas las esperanzas de volver a hacer un Atleti grande, Fernando Torres.

El “Niño” fue el buque insignia del ascenso a primera división, y con su venta unos años después permitió al club incorporar a jugadores de primera fila como Forlán o Agüero. Con la consecución de la primera Europa League, el cuadro colchonero volvía a ilusionar a la afición, pero se encontraba a años luz de los grandes equipos de Europa, incluidos los dos colosos españoles, Real Madrid y FC Barcelona.

Era impensable hace siete años, que en este 2019 el Atlético de Madrid suene como uno de los equipos favoritos a alzarse con todos los títulos. La brecha se ha ido acortando de una manera sustentosa con los equipos más poderosos del continente, y aunque sigue siendo notable, el Atleti la cubre con el coraje y corazón de todos los futbolistas que visten la casaca rojiblanca.

Resultado de imagen de cholo simeone
Diego Pablo Simeone. | ATL

Los nombres de las nuevas incorporaciones ilusionan a toda la parroquia colchonera y asombran al mundo del fútbol. Después de la salida de Griezmann, la llegada de Joao Felix y las muestras de calidad que está dejando en esta pretemporada, hacen que el sueño de la Champions League pueda estar más cerca que nunca de llevarse a buen término. Además, si al portugués le unimos todos los pesados pesados del vestuario, así como el resto de incorporaciones que parecen acertadas, puede hacer que este año el Atleti salte la banca de una vez por todas y consiga alzarse con la “Orejona”.

Hace unas décadas, en cualquier colegio del país, era muy difícil encontrar un porcentaje reseñable de niños que tuvieran el corazón rojiblanco. En cambio, en la actualidad todo ello ha cambiado, y cada temporada que el técnico argentino ha permanecido al mando de la nave colchonera, mayor es el número de adeptos que siguen a esta entidad centenaria a nivel mundial.

El miedo que el equipo invoca en sus rivales también ha sido motivado por la nueva filosofía del equipo, y su dificultad de sobreponerse a las dificultades tanto de fuera como de dentro del campo. Antes enfrentarse al Atleti, podía considerarse un caramelo dulce para sus rivales, en cambio y desde hace ya varios años, las escuadras rivales conciben al cuadro de Diego Pablo Simeone como una pesadilla difícil de afrontar.

En definitiva son innumerables los ejemplos por los que la afición colchonera debe estar agradecida al “Cholo” Simeone. Lo ideal sería que el argentino se convirtiera en el “Ferguson” de la Liga Española y poder disfrutarlo varias décadas más. El tiempo dirá si este deseo es una quimera o se convierte en realidad, mientras tanto seguiremos eternamente agradecidos al “Cholo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 − dos =