Todos a estas alturas de campeonato sabemos que los pilotos, sobre todo los nuevos o noveles en las escuderías, tienen que demostrar en cada carrera lo que valen, ya que hay demasiados pilotos con talento para tan pocos asientos en la categoría reina del motor.

Desde hace varios años no nos sorprende ver juego de sillas dentro de los equipos de F1, como pasó en Red Bull y Toro Rosso con Max Verstappen y Daniil Kvyat. Tanto ha dado de si este juego que empezó Red Bull que, según los rumores que llegan desde la prensa italiana hacen ver que un piloto muy querido de este deporte pueda volver a la competición en poco tiempo.

Pierre Gasly, una joven promesa que el año pasado no lo hizo nada mal en Toro Rosso tiene la complicada tarea de medirse a el piloto que mejor está físicamente de la parrilla, Max Verstappen y de no ser superado por otros pilotos como Carlos Sainz o Daniel Ricciardo que son los que más cerca están de él en el campeonato.

Ya se habla de que alguien nuevo debería de ocupar su sitio ya por esa enorme diferencia en rendimiento y resultados con su compañero de equipo. Ese piloto no es nuevo, pero sería un enorme bombazo para este deporte. Al parecer, y todo son rumores, Fernando Alonso podría ser el piloto que ocupara el asiento del francés, la razón es simple, el requisito que ha marcado para regresar es tener un auto que pueda ganar carreras, algo que ya ha logrado Red Bull.

@redbullracing

Esta hipotética incorporación se haría antes de terminar la temporada, por lo se vería a Fernando Alonso en un Fórmula 1 este mismo año. Rumores, desde mi humilde visión, demasiado fantasiosos para hacerse realidad ya que la relación entre Honda y el piloto español no es la deseada, y el español tendría que guardar su ego, algo nada sencillo, y desde Red Bull siempre ha habido alguna voz crítica hacia Alonso, incluso apuntando a que ya lo han rechazado en otras ocasiones.

No son los únicos rumores que llegan desde el país italiano. Al parecer Ferrari no abrirá la puerta ni a Lewis Hamilton ni a Max Verstappen ya que se quieren centrar en pulir a Chares Leclerc. Es por ello que se espera, según los rumores, que haya un cambio de cromos entre Mercedes y Red Bull intercambiándose a Lewis y Max. Otra fantasía, desde mi punto de vista, que no se si se llegará a producirse, pero lo veo muy complicado.

Así que mientras llega el paro de verano, empieza la temporada de especulaciones, y lo que es cierto es que un asiento en un auto de Fórmula 1, que ha ganado dos veces en el año, nunca había estado tan codiciado a media temporada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × dos =