Ponsarnau. | Valencia Basket

El técnico taronja ha contado con diez jugadores profesionales: los bases Sam Van Rossom y Guillem Vives, los escoltas Joan Sastre, Vanja Marinkovic y Jordan Loyd, los aleros Fernando San Emeterio, Alberto Abalde y Aaron Doornekamp, el ala-pívot Brock Motum y el pívot Mike Tobey.

Han faltado los cuatro jugadores que siguen concentrados con sus selecciones nacionales para la Copa del Mundo de China: dos de las nuevas incorporaciones como Quino Colom (España) y Maurice Ndour (Senegal), así como Bojan Dubljevic (Montenegro) y Louis Labeyrie (Francia). Para cubrir estas ausencias, hasta siete jugadores jóvenes han formado parte de la sesión de trabajo de hoy: Guillem Ferrando, Hilmar Henningsson, Millán Jiménez, Josep Puerto, Alejandro Rivas, Alonso Faure y Tomas Pavelka.

Antes del inicio de la sesión, el entrenador Jaume Ponsarnau ha realizado una comparecencia ante los medios para analizar el inicio de la pretemporada. El técnico taronja señalaba que comienzan “la temporada más dura que nos podíamos imaginar y la afrontamos con mucha ilusión. Y con un reto enorme, que es el de hacer todas las cosas que pueden hacerse bien para tener el máximo de energía, el máximo de salud y el máximo de fuerza, que eso será muy importante. Para ello tenemos que ser rígidos en nuestra planificación. Independientemente de esto, queremos ser competitivos cada partido. Nosotros ya somos un grupo de 14 jugadores, más los refuerzos de los jóvenes. Y el gran objetivo no es ser solo un grupo de 14 sino un equipo de 14. Y eso quiere decir a nivel de química y a nivel de grupo funcionar en el vestuario, en los desplazamientos y sobre todo en la pista. La correlación de los jugadores, de sus virtudes y sus no virtudes sirvan para que nos conozcamos cada vez un poquito más. Y sepamos aprovechar los unos de los otros para ser todo lo competitivos posible”.

Preguntado por sus aspiraciones para esta nueva campaña, el entrenador del primer equipo masculino de Valencia Basket considera que “todos los objetivos que podamos tener sabemos que pasan por jugar muy bien a basket y hacer la mejor defensa que podamos. Y que todo eso nos sirva para ganar. Ya veremos cuántos partidos podemos ganar, esperamos que muchos. De hecho, nosotros queremos ganarlos todos. Esta es la mentalidad, pero tenemos que ser conscientes de una realidad. La temporada pasada el gran objetivo era estar en la Euroliga y para conseguir nos bastaba con ser el 17º mejor equipo de Europa. Ahora, para conseguir la clasificación para la Euroliga del año que viene tenemos que ser uno de los ocho mejores equipos de Europa. Evidentemente la exigencia y el reto es mucho más grande, pero sabemos que esta es la ilusión del Club, la ilusión de todo el mundo y también la nuestra. Lucharemos para tener este objetivo”.

La plantilla mantiene hasta nueve jugadores de la pasada temporada y Ponsarnau tiene claro que “ese tiene que ser nuestro valor más importante. Las incorporaciones nos tienen que ayudar a sumar recursos y posibilidades y alargar la fuerza del equipo, pero a partir de identificar unos valores que teníamos y que conseguimos consolidar durante toda la temporada pasada. Creemos que jugamos bien a baloncesto durante gran parte de la temporada, en defensa podemos mejorar y lo haremos seguro para que todas estas esencias que ya estaban las mejoremos para ser todavía mejores. Creemos que este es el camino, creemos en él y creemos que no sería lógico no aprovechar las cosas que hemos hecho hasta ahora”.

Fuente: Valencia Basket

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + 3 =