La Fórmula 1 ha desvelado las imágenes de las primeras pruebas con el prototipo de monoplaza de 2021. Esta es la mayor muestra real de como serán los coches de las futuras temporadas. Hasta el momento, el público solo contaba con unas imágenes de como lucirían. Ahora, puede verse como actuaran.

Las pruebas se llevaron a cabo en el túnel de viento de Sauber, el mes pasado. Se usó un prototipo la mitad de pequeño que el real porque construir un monoplaza al tamaño completo sería demasiado caro. Tanto la FIA como la Fórmula 1 han asegurado que Alfa Romeo no tendrá ningún tipo de ventaja en las pruebas y toda la información será compartida con el resto de los equipos.

Lo más probable es que se mantengan elementos como los sidepods y los alerones traseros. Los alerones delanteros sí sufrirán modificaciones.

Esta prueba llega después de otra en enero de este año, en la que se usó un modelo de 2018 y en marzo, donde se utilizo el modelo de 2021 con neumáticos de 13 pulgadas. Para esta prueba han sido sustituidos por las gomas de 18 pulgadas.

https://www.formula1.com

Pat Symonds, jefe técnico de la Fórmula 1, ha explicado en que se han centrado en estas pruebas y que buscaran en futuros tests:

“La prueba con este monoplaza ha sido diferente a las que los equipos realizan habitualmente. La razón principal es que buscamos datos referentes al aire sucio que deja tras de sí un coche, no sólo a la fuerza. Los equipos se centran sólo en las fuerzas del coche mediante una variedad de posiciones mientras mueven el coche. Nos interesan esas fuerzas y cómo cambian a medida que el coche se mueve, pero estamos aún más interesados en lo que sucede con el aire sucio detrás del coche”.

El tiempo corre y trabajan a contrarreloj para que todo este listo para el 2021:

“Se trabaja a marchas forzadas para que todo esté listo para 2021. Además de pruebas en el túnel de viento, se hará también un test físico. Gran parte de nuestro desarrollo lo hacemos con CFD, queremos respaldar las simulaciones virtuales con una simulación física”.

Symonds ha explicado que el uso de un prototipo del 50% del tamaño original no ha sido solo por razones económicas:

“Optamos por utilizar un modelo al 50% en vez de al 60% y colocarlo bastante lejos del túnel de viento para inspeccionar mejor la estela del monoplaza. Ocupa menos espacio en el túnel y nos permite mirar, en términos de longitud del coche, más atrás.  Si fuera a tamaño completo, sólo podrías observar una décima del monoplaza cuando está detrás”.

Y los equipos también tienen un papel importante dentro de estas pruebas:

“Les mandamos documentos a los equipos y los prueban con su CFD y ellos nos envían los resultados. Hay equipos no tienen los recursos para hacerlo, pero todos los resultados se comparten hasta que lleguemos al punto de unión. Desde ahí, tenemos que trabajar dentro de las reglas”.

Nikolas Tombazis, jefe de monoplazas de la FIA, explicó algunos de los resultados de los test:

“La clave de todo esto es que intentamos reducir la pérdida de carga aerodinámica que tendría el coche de detrás. La simplificación de la aerodinámica del coche líder también ayuda al rendimiento del que va detrás porque el monoplaza delantero no tiene tantas formas para controlar su estela. Además, el coche que va detrás, al no tener todos estos dispositivos pequeños, tiene menos aire sucio”.

“Hay una pérdida de entre el 5 y el 10% de carga aerodinámica en comparación con los niveles actuales del 50%, dependiendo de la configuración exacta que se utilice. Con las configuraciones de ahora, los resultados son excepcionales”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + veinte =