Durante el parón de verano los equipos de Fórmula 1 hacen balance de cómo ha ido la primera parte de la temporada y de qué aspectos hay que destacar para bien y cuáles hay que mejorar para ir más arriba en la clasificación de pilotos y motoristas. En esta primera parte hay que destacar a un equipo para mal, siendo objetivos, que no esta alcanzando los resultados mínimos, diría yo. Ese equipo es Ferrari.

El peor comienzo, pienso que, con diferencia, ha sido el de la escudería Ferrari. A pesar de tener el mejor coche, que se mostró en los test anteriores al inicio de temporada, no ha hecho una carrera perfecta. Destacando a uno de sus pilotos que no está pasando por su mejor momento. Ese es Sebastian Vettel.

A pesar de estar tercero en el mundial, la distancia con sus archienemigos, los Mercedes, y la llegada de Charles Leclerc como compañero, el cual ha eclipsado al alemán en muchos circuitos de la temporada, han hecho mucho daño en el rendimiento del alemán.

Sin embargo, hundir la mentalidad del alemán prácticamente es imposible. De esta forma se refiere su jefe, Mattia Binotto, sobre como ve a Sebastian:

“Creo que su objetivo no ha cambiado: ser campeón del mundo con Ferrari y sabemos que tiene ese objetivo muy claro desde el principio. Sabemos que el comienzo de la temporada ha sido frustrante ya que significa que para su objetivo final no está en la mejor posición de lograrlo en 2019”, ha dicho Binotto a Motorsport.com.

formula1.ferrari.com

Binotto solo tiene palabras de fuerza y alabanza sobre su piloto principal y sigue expresando la fuerza que tiene el alemán y el trabajo que esta realizando durante esta temporada:

“Debido al objetivo tan fuerte que persigue, él sabe exactamente lo que está buscando. Pienso que es ahí donde está encontrando el impulso, por lo que claramente sigue presionando mucho ya que sabe a dónde debemos ir y sabe exactamente lo que está buscando”.

Para ser honestos, la situación para que se dé que este año sea campeón del mundo Sebastian Vettel es muy complicada, por no decir imposible. Los Mercedes tendrían que sufrir una debacle monumental y que Max Verstappen no siga presionando a los dos Ferrari.

Como todo en esta vida, nunca se sabe que va a pasar, hasta que las matemáticas no digan que no se puede, sabemos que Ferrari y Sebastian Vettel seguirán trabajando para intentar volver a ser campeones del mundo, después de mucho, mucho tiempo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 17 =