Sin Carlitos el Rangers fue un muro

Carlitos agradeciendo el apoyo a la afición tras el Legia-Rangers / Legia Warszawa Oficial
0 5

Ambiente de gala en el Estadio Ejército de Polonia de Varsovia. Muchísima la expectación generada en tierras polacas por la llegada del Rangers FC entrenado por el mítico ex jugador del Liverpool, Steven Gerrard. El Legia estaba ávido de protagonismo en Europa, quería olvidar su sonrojante eliminación del año pasado ante el Dudelange de Luxemburgo y con la necesidad de no perder de vista los millones y el ingente prestigio que daría el acceso a la Fase de Grupos de la Europa League. Todo ello sin el crack del equipo, Carlitos López, que nuevamente arrancó desde el banquillo tal y como el entrenador serbio del Legia, Aleksandar Vuković, tiene acostumbrada a su parroquia que ya mostró públicamente su hartazgo por la apuesta en ataque del croata Kulenović, pitado por su afición en el pasado partido de Liga ante el Zagłębie Lubin y cuyo rendimiento está dejando mucho que desear.

Los primeros compases fueron entretenidos, no se vio a un equipo que quisiera esperar atrás las acometidas del contrario, había posesiones largas por ambos conjuntos que cuando la tenían elaboraban mucho el juego. En el 8′ avisó primero el Rangers con un centro del capitán Tavernier que conectó de cabeza Ojo, muy activo en ataque, pero su remate se fue fuera. De inmediato reaccionó el Legia con un tiro raso del brasileño Luquinhas que despejó el meta McGregor. Igualdad en todos los sentidos llegados al cuarto de hora, mucho respeto entre ambos contendientes aunque los escoceses daban más sensación de poder asustar, sobre todo con su velocidad por bandas.

Con el paso de los minutos, los pupilos de Steven Gerrard aumentaron la posesión de balón, Ojo y Taverner llevaban peligro por los flancos y el delantero colombiano Morelos, el goleador del equipo, también caía al costado con lo que la defensa local tenía que multiplicarse. No había noticias de Cafú ni Gvilia y eso era mal síntoma para ‘los militares’ que tuvieron un susto en el 27′ cuando un centro de Aribo trataba de despejarlo de cabeza Lewczuk que casi se lo metía en su portería.

Morelos y Jędrzejczyk mantuvieron un duro duelo / Rangers FC-Press Association Images

Cuando peor estaba el Legia, nervioso por lo mucho que se jugaba y con miedo a recibir gol, apareció por fin el portugués Cafú que aprovechó un error de la zaga y ejecutó un duro lanzamiento que repelía en una gran intervención el veterano internacional escocés de 37 años, McGregor. A los puntos era mejor el Rangers pero las ocasiones más claras las ponía el cuadro polaco. Los de Vuković resistieron hasta el final del primer tiempo ante un equipo británico dominador, con más empaque, con más mimbres en su juego aunque le faltaba profundidad ante un Legia que, al fin y al cabo, estaba cómodo sin la posesión.

No sufría demasiado en defensa aunque siempre tenía que estar alerta el equipo polaco, la movilidad del ariete Morelos fue un quebradero de cabeza para el capitán varsoviano Jędrzejczyk que bordeó la expulsión en el minuto 41 por una falta sobre el cafetero que pudo haber sido la segunda amarilla. Finalizaba con esa acción la primera parte con un Rangers ligeramente superior pero que no lo plasmó en peligro real en el área rival, de hecho, Luquinhas y Cafú tuvieron las más claras del partido.

En la segunda parte el Legia pareció quitarse la presión que se le notó en la primera, de hecho, Gvilia y Lewczuk tuvieron dos buenas opciones en los cinco primeros minutos. Y es que los locales tuvieron más claridad de ideas, salieron dispuestos a tener más el esférico, a ser más ambiciosos con una defensa más adelantada. El propio Lewczuk tuvo otra opción similar al testarazo del inicio del segundo acto, esta vez fue al cuarto de hora y de nuevo de cabeza marchándose el balón muy cerca del palo. Los de Varsovia acumulaban ocasiones y tomaron la iniciativa definitivamente tras el descanso.

La toma de riesgos tenía efectos secundarios, más espacios para los rápidos delanteros del equipo de Glasgow. Un balón interior le llegaba a Morelos que solo delante del portero fallaba ante un Majecki que le encimó rápidamente apagando el fuego generado, poco después un testarazo del central croata Katić tras un saque de esquina se fue cerca del larguero, casi era el 0-1. Los ‘protestantes’ trataban de discutir a un renacido Legia. El partido se ponía precioso. Estaba el duelo para la imaginación y la improvisación de Carlitos López, un futbolista con la suficiente calidad para desestabilizar partidos en el alambre como el que jugaban polacos y escoceses.

Martins circula un balón ante Arfield y Jack / Maciek Bialy-Marcin Szymczyk

El choque estaba para los de Varsovia, mejores en el segundo tiempo, un 1-0 daba la vida de cara al caldeado ambiente que se esperaba la semana que viene en Glasgow. A punto estuvo de lograrlo Vesović con un remate que repelía un McGregor que tuvo trabajo pero que respondió con nota. Con el paso de los minutos, se tornaba inexplicable el no ingreso de Carlitos sobre el tapete varsoviano, lo demandaba la afición que dejó ver algunas pancartas, algunas de ellas en perfecto español, en apoyo al alicantino. Hubo jugadas en las que Gvilia o Vesović llegaban a las inmediaciones del área y no encontraban apoyo toda vez que Kulenović, un ariete estilo tanque, estaba muy incrustado entre los centrales del Rangers.

Los últimos minutos del duelo el Legia se volcó buscando el premio pero de reojo miraba a su defensa, una contra mortal de los escoceses haría temblar los cimientos de la calle Łazienkowska. Carlitos estaba calentando en la banda mientras que la afición coreaba su nombre pero Vuković ni siquiera agotó los tres cambios, lo dejó sin minutos y el partido moría con un 0-0 que dio la impresión que pudo ser más si hubiera participado el español, que sumó 40 goles las dos últimas temporadas en la Ekstraklasa.

Fue competitivo, ante un rival peligroso el Legia, que acumula siete partidos europeos sin recibir gol, aunque le faltó definición arriba en algunas acciones, echó de menos a Carlitos al que dejar en el banco puede pasar factura a Vuković en una situación entre ambos que ya roza la aversión del serbio en un ejemplo de ‘harakiri’ futbolístico el tener a su estrella en el banquillo. La vuelta será en un Ibrox Park que será una olla a presión y donde, ahí sí, los de Varsovia tendrán que marcar si quieren clasificarse, ¿con Carlitos?.

FICHA TÉCNICA:

Rangers FC Oficial

Legia Varsovia: Majecki; Stolarski, Jędrzejczyk, Lewczuk, Luis Rocha; Vesović (83′ Nagy), André Martins, Cafú (70′ Antolić), Gvilia, Luquinhas; y Kulenović.

Rangers FC:
McGregor; Tavernier, Katić, Goldson, Flanagan; Ayodele-Aribo, Jack, Davis, Arfield (86′ Kamara); Ojo y Morelos (86′ Defoe).

Goles: No hubo.

Árbitro: Benoît Bastien (Francia). Amonestó a los locales André Martins, Jędrzejczyk, Stolarski y Vesović y a los visitantes Flanagan y Morelos.

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Ejército de Varsovia ante erca de 30.000 espectadores. Unos 19º de temperatura en la capital de Polonia.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

dos × uno =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar