Triunfo afortunado del Górnik Zabrze de Igor Angulo y Jesús Jiménez

Los dos españoles fueron titulares y jugaron los 90 minutos teniendo ambos opciones de marcar en el triunfo por 1-0 ante un Raków que fue superior durante muchos momentos y al que le faltó suerte

Jesús Jiménez conecta un remate ante Sapała / Górnik Zabrze Oficial

No hizo un buen partido el Górnik Zabrze de Igor Angulo y Jesús Jiménez, que jugaron los 90 minutos, y tuvo que tirar de galones y algo de fortuna para llevarse una mínima victoria ante un recién ascendido como el Raków, un club que volvía 21 años después a la Ekstraklasa y cuyos aficionados soñaban con partidos como este, es decir, ver a su equipo en grandes escenarios como el Ernest Pohl de Zabrze que tuvo un gran ambiente en las gradas con cerca de 20.000 espectadores. 

En el primer tiempo fue algo mejor el Raków aunque el capitán local Igor Angulo, máximo goleador la pasada temporada, tuvo la primera del partido en el 18′ tras un potente cabezazo que se fue alto. No hubo demasiadas ocasiones en el primer tiempo aunque el Raków plantaba cara, se mostraba como un equipo correoso en mediocampo, en el 33′ desafió esa tesitura Jesús Jiménez pero su remate flojo se fue a las manos de Gliwa. Angulo y Jiménez, de lo más peligroso del equipo minero. Sin embargo, la más clara fue para los visitantes, un cabezazo del serbio Lukovic se marchó rozando el palo, el esférico no entró de milagro, la rapidez del testarazo dejó vendido al portero eslovaco Chudy. El Raków apretó al final pero 0-0 al descanso.

En el segundo acto el Raków prolongó su hegemonía y fue superior en el primer tramo, Petr Schwarz estrellaba el balón en la madera y el propio jugador checo enganchó poco después otro remate que se fue rozando el larguero; la lluvia arreciaba y los locales estaban KO y eso que el entrenador Marcin Brosz había hecho ya dos cambios introduciendo a Daniel Ściślak y Alasana Manneh. Pero la suerte sonrió al Górnik, corría en el 62 cuando el esloveno Janža ejecutaba un centro desde la izquierda Sapała tocaba la pelota que describió una parábola ante la que el meta Gliwa solo pudo hacer la estatua.

1-0 tras este desafortunado tanto para el Raków que se hundió ya que desde entonces la superioridad fue del Górnik que pudo ampliar la cuenta a tenor del apocamiento del rival. Wiśniewski tuvo una buena de cabeza, en el 68′ Jesús Jiménez mostró su calidad y con una bonita bicicleta rompía a Azemović que agarró reglamentariamente al madrileño lo justo para impedir un mejor tiro que lo desviaba el portero.

En el 83′ tuvieron los locales un último susto, un centro del checo Bartl se paseaba delante de la portería con Felicio Brown y Petrašek a punto de conectar ese balón, mientras que en el descuento Igor Angulo, con los visitantes volcados, se plantaba prácticamente solo delante del portero tirándola fuera; le está faltando definición al vasco en este primer tramo de la temporada habiendo marcado un gol hasta ahora. No hubo tiempo para más, sufrido triunfo del Górnik Zabrze que con siete puntos están en la zona alta de la tabla mientras que en el extremo opuesto está el Raków con tres unidades y que por ocasiones mereció más.

FICHA TÉCNICA:

Raków Częstochowa Oficial

Górnik Zabrze: Chudy – Sekulić, Bochniewicz, Wiśniewski, Janža – Kopacz (46′ Ścislak), Matras, Bainović (46′ Manneh), Jesús Jiménez – Wolsztyński (85′ Matuszek) – Igor Angulo.

Raków Częstochowa: Gliwa – Azemović, Petrašek, Kasperkiewicz (73′ Bartl) – Szymonowicz, Sapała (82′ Musiolik), Schwarz, Kun – Szczepański, Felicio Brown Forbes, Luković (79′ Nouvier).

Goles: 1-0 (63′) Sapała, en propia puerta.

Árbitro: Bartosz Frankowski (Toruń). Amonestó al local Bochniewicz y al visitante Felicio Brown Forbes.

Incidencias: Partido de la 4ª jornada de la Ekstraklasa disputado en el estadio Ernest Pohl de Zabrze ante 17.968 espectadores. Momentos de intensa lluvia durante el encuentro.

Jugadores españoles: Igor Angulo (Górnik Zabrze)-> Titular, 90 minutos;Jesús Jiménez  (Górnik Zabrze)-> Titular, 90 minutos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − uno =