Amargo empate para el Jagiellonia que, espoleado por el gran momento de Jesús Imaz, afrontaba el partido ante el gran coloso del fútbol polaco, el Legia Varsovia, con mucha ilusión a sabiendas de su gran momento y de la consabida nutrida presencia de aficionados que poblaron las gradas del Miejski con casi 20.000 almas como testigos de la igualada final a cero. Además, fue el primer partido de los capitalinos en la era post Carlitos, ya futbolista del Al-Wahda de Emiratos Árabes, y mantienen, pese al buen sabor de boca que se llevan, su mal tino ante el Jagiellonia contra el que acumuló su sexto partido consecutivo sin ganar.

Había morbo en la vuelta de Arvydas Novikovas por el cual el Legia pagó al Jagiellonia este verano 300.000 €, sin embargo, el futbolista internacional lituano, que venía de varias semanas lesionado, se quedó en el banco sin jugar. Con él en los ‘Jaga’ nunca los de Białystok perdieron ante el Legia que, como su rival de hoy, llegaban al duelo tras tres victorias consecutivas en Ekstraklasa. Vesović, que vino lesionado tras jugar con Montenegro, fue una baja sensible para el Legia mientras el hispano-guineano Kanté retornó tras su lesión y ante las marchas de Carlitos y Kulenović podría recuperar protagonismo.

El técnico local, Ireneusz Mamrot, sorprendió situando a Mudrinski como delantero. Cierto es que el serbio llegó como fichaje estrella avalado por sus 41 goles en las tres últimas temporadas en la Liga de su país, pero su falta de olfato goleador le habían relevado en anteriores jornadas por Klimala y el propio Imaz, que como ariete anotó el primer hattrick de la historia del Jagiellonia ante sus ex, el Wisła Cracovia. El ilerdense jugó en esta ocasión por detrás del balcánico mientras que el checo Prikryl y el joven Bartosz Bida fueron los extremos con lo que Juan Cámara tuvo que esperar su oportunidad desde el banco.

Arsenic se lleva un balón ante Niezgoda / Jagiellonia Białystok Oficial

Quizás con la presión de la responsabilidad en un campo engalanado, el Jagiellonia salió frío, casi lo aprovechaban los de Varsovia con un tiro dentro del área de Jędrzejczyk a pase de Gvilia que se marcó una jugada de crack, pero el tiro del capitán de ‘los militares’ fue bloqueado por la defensa local. Poco a poco, los de Mamrot fueron entrando en el choque, en el 11′ disparo de Prikryl que se marchó fuera. A pesar de ello, Imaz aplaudía a su compañero, cualquier atisbo de peligro era bueno para elevar la moral de un apocado Jagiellonia los primeros minutos. El Legia parecía llevar más el ‘uy’ al área oponente, Gvilia remató fuera y más tarde Guilherme salvó providencial ante un Niezgoda que se disponía a rematar a placer.

En líneas generales, los ‘Jaga’ no estuvieron bien, en ataque se mostraron tibios, solo remates lejanos aunque la expulsión por doble amarilla del lateral portugués Luis Rocha podía cambiar el partido. Era el minuto 35 y restaba más de una hora de juego. El Jagiellonia lo intentó más, en el 55′ Imaz reclamaba un penalti tras un remate suyo con la cabeza que pareció rozar la mano de un defensor, el contacto fue claro pero el colegiado internacional Szymon Marciniak no apreció voluntariedad.

Poco después Juan Cámara entraba por Prikryl al comienzo del segundo tiempo lo que aumentó la presencia en ataque de los ‘Jaga’ pero éstos eran como un león sin dientes. El Legia, consciente de su inferioridad numérica, no arriesgó en demasía, incluso el brasileño Luquinhas tuvo una buena opción a la contra cerca del final de poner el 0-1, su pase al punto de penalti a punto estuvo de conectarlo Cafú. Se volcó el Jagiellonia los últimos minutos sobre la portería varsoviana, un tiro de Klimala, que había entrado por Mudrinski, y otro más claro de Kostal tras un pase exquisito de Imaz en una gran jugada colectiva antecedieron a la creada por la sociedad Imaz-Cámara.

Jugada del posible penalti de Martins a Cámara en el 93’/ Ekstraklasa.TV

 

Corría el minuto 93′, el silbato final casi se sentía cuando Cámara penetraba por el medio, encontró a Imaz que con su característica combinación al primer toque dejaba en una buena posición al jiennense dentro del área, ahí apareció André Martins que obstaculizó a Cámara que caía al suelo reclamando penalti, hubo contacto, sin embargo, Marciniak amonestaba al que fuera jugador del FC Barcelona. “Me toca poco pero me desequilibra” contó a TercerEquipo Cámara al final del partido, un futbolista no muy habituado a tirarse precisamente por lo que se le vio en su carrera. Ni siquiera recurrió al VAR el colegiado con lo que la acción fue más que discutible.

Al final, reparto de puntos, el Jagiellonia, pese a que se esperaba más, duerme como líder a la espera del resto de la jornada y el Legia, a pesar de la salida de algunos jugadores importantes sin que ninguno nuevo llegara las últimas semanas, demostró que con un pequeño salto de nivel será el gran favorito al título, sin ir más lejos podría ser primero en la tabla si gana el partido que tiene aplazado el miércoles ante el Wisła Płock que viene de recibir una ‘manita’ en Lubin.

FICHA TÉCNICA:

Legia Warszawa Oficial

Jagiellonia Białystok: Węglarz – Wójcicki, Runje, Arsenic, Guilherme – Romanchuk – Bida (83′ Kostal), Pospisil, Jesús Imaz, Prikryl (57′ Juan Cámara) – Mudrinski (78′ Klimala).

Legia Warszawa: Majecki – Stolarski, Lewczuk, Jędrzejczyk, Rocha – André Martins, Antolić (43′ Wieteska) – Cafú, Gvilia, Luquinhas (83′ Nagy) – Niezgoda (66′ Kanté).

Goles: No hubo.

Árbitro: Szymon Marciniak (Płock). Amonestó a los locales Guilherme, Romanchuk, Arsenic, Runje y Cámara y a los visitantes Lewczuk, Jędrzejczyk, Cafú y doble amarilla para Luis Rocha con la consiguiente expulsión en el minuto 35.

Incidencias: Partido de la 8ª jornada de la Ekstraklasa jugado en el Estadio Miejski de Białystok antes 19.308 espectadores. Unos 16º de temperatura.

Jugadores españoles: Jesús Imaz (Jagiellonia Białystok)-> Titular ; Juan Cámara (Jagiellonia Białystok)-> Suplente; Iñaki Astiz (Legia Warszawa)-> No convocado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − siete =