Imagen de Marca

Ivan Rakitic ha sido el jugador de campo más utilizado por Ernesto Valverde desde la llegada del técnico. El croata ha sido pieza clave en el engranaje del equipo y su calidad y profesionalidad están fuera de toda duda. Pero algo ha cambiado esta temporada.

Cuando aún no estaba abierto el mercado tanto jugador como técnico dijeron en varias ocasiones tanto por activa como por pasiva que era jugador clave en el Barça y que nada iva a cambiar. Pero la operación Neymar lo ha cambiado todo. El club trabajó duro oara recuperar al brasileño y el nombre de Rakitic estuvo sobre la mesa como moneda de cambio, algo que no sentó nada bien al jugador y que no sólo ni quería ser usado para abaratar el fichaje sino que la idea de recalar en el PSG no gustaba ni a él ni a su família.

El inicio de campaña no hizo más que empeorar la situación. Valverde, su máximo valedor, le dejó en el banquillo en el debut en San Mamés. Salió en la la segunda mitad y el equipo mejoró con la presencia del croata sobre el verde.

Pero todo fue un espejismo. Con el mercado abierto y los rumores sobre su pase al PSG o a la Juve (destino que si gustaba al jugador pero no al club) el bueno de Rakitic ha ido carne de banquillo ni ha disputado ni un solo minuto en los dos partidos siguientes.

Como es posible que el jugador haya pasado de ser el que más minutos disputaba al ostracismo? Ha cambiado en algo la opinión de Valverde? Después del parón de selecciones saldremos de dudas. Todo hace pensar que el técnico seguía las directrices del club para hacerle ver al jugador que lo mejor para él era una salida para seguir manteniendo su status de jugador clave. Una medida de presión

¿Que papel debería tener ahora?

Imagen de Marca

Ivan Rakitic tiene que seguir siendo un jugador muy importante en la plantilla. Su rendimiento le avala pero ya no tiene que ser el jugador intocable que era hasta hace muy poco.

La llegada de un jugador como De Jong tiene que restarle minutos. El club ha apostado fuerte por el holandés y tiene que ser una pieza clave en los próximos años. El ex del Ajax está llamado a marcar una época en el centro del campo azulgrana. Busquets sigue siendo intocable si esta en buena forma. La plaza que queda en el once titular debería ser para Arthur. Su claro ADN azulgrana le reserva un lugar en el once. Sólo necesita que el Txingurri se decida a apostar por él.

Pero que deje de ser clave no implica que deje de ser importante. La temporada es muy larga y exigente y sería una temeridad dejar de contar con un jugador como el croata sólo por querer traspasarlo.

Su fichaje está más que amortizado. Relegar al jugadsorf a un papel muy secundario seria como dispararse en el pie. Pese a su gran caché si pierde protagonismo las posibles ofertas que lleguen en invierno o el próximo verano serán a la baja. Con e mercado cerrado el Barça necesita a todos los jugadores al 100 por cien y motivados para la competición. Nadie duda del jugador, que tanto ha dado al club y que su único error fue irse a la feria de abril después de la debacle de Anfield, algo por lo que ya pidió perdón. Ahora le toca a Valverde mover ficha en beneficio del colectivo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 3 =