Sesión clasificatoria con juegos de rebufos constantes en Monza. Incluida la Q3 donde todos los que quedan en batalla se pelean por lograr la ansiada pole. En ella hemos visto que todos los pilotos querían buscar el rebufo de un coche más rápido para aprovecharse. Tanto fue asó, que sólo Carlos Sainz y Charles Leclerc pudieron disfrutar de un último intento, el resto no llegaron con tiempo para rebasar la línea de meta. Bonita lucha y un agregado extra de responsabilidad para los de Maranello que corren en casa, en la catedral, en el templo de la velocidad, en Monza. Y querían la pole si o si.

Finalmente, Charles Leclerc se volvió a llevar la pole position al igual que en Spa, el monegasco sigue decidido a comandar a Ferrari de aquí a final de temporada.

“Es absolutamente increíble, y ya lo fue en Milán el miércoles. Tanta gente aquí se siente de manera increíble. Muy contento con la pole, pero una pena que al final haya habido tanto lio, me hubiera gustado una última vuelta. El ritmo fue muy bueno en las simulaciones de carrera durante los libres 2, por lo que debería ser mejor que en Spa”.

@F1

Lewis Hamilton se hizo con la segunda plaza, muy cerca del joven piloto de Ferrari, pero no lo suficiente. Quien sabe si hubiera llegado a tiempo para el último intento.

“Podremos luchar con los Ferrari mañana, y al menos hemos conseguido separarlos, como equipo estamos en buen lugar…algo extraño lo que ha sucedido porque nos hemos quedado sin la última vuelta, que suele ser la más emocionante. Todo el mundo intentaba retrasarse y conseguir su posición…y al final nos hemos quedado sin tiempo. La vuelta de instalación es peligrosa para todos, pues no sabes quien está por delante o por detrás, sin duda es algo arriesgado, pero también lo disfrutamos. Nos falta velocidad punta en comparación con Ferrari, y con este nuevo ala la resistencia es aún mayor. Estando en la primera línea podremos luchar con ellos”.

Valtteri Bottas será el otro encargado junto a Lewis Hamilton de aguarle la fiesta a Leclerc y Ferrari, el finlandés, partirá desde la tercera plaza mañana.

“Tenía la bandera amarilla y tuve que levantar, creo que por eso he perdido la pole. La última vuelta ha sido un desastre para todos. Pero estoy contento de estar en la parte de arriba en la parrilla, es buena posición para mañana. Siempre es divertido correr en Monza y espero poder disfrutarlo mañana”.

Sin lugar a dudas, curiosa sesión clasificación la acontecida hoy, quizá la más rara en años. Mañana esperamos una carrera emocionante en el templo de la velocidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

20 − 12 =