Expósito celebra uno de sus tres goles / Śląsk Wrocław

El Śląsk Wrocław-Zagłębie Lubin tuvo un nombre propio: Erik Expósito. El delantero canario, discutido los últimos tiempos no solo por no marcar si no porque apenas tiraba a puerta, ha callado a los críticos, los cuales estaban incluso dentro del propio club y aficionados, al firmar un espectacular hattrick, el primero de su carrera, para dar al menos un punto ante un rival que lo puso muy complicado y que veía cómo Expósito cerraba su terna de goles en el último minuto lo que permite a los de Breslavia mantenerse como único equipo invicto de la Ekstraklasa.

A pesar de que el ex de Las Palmas había tenido actuaciones discretas desde aquel primer gol anotado con la camiseta del Śląsk Wrocław hace casi dos meses ante el Piast Gliwice, en choque de la segunda jornada, su entrenador, el checo Vitezslav Lavička, había confiado en la irrupción del tinerfeño y hoy lo ha hecho con una actuación estelar. El partido fue un festival ofensivo, un auténtico regalo para el aficionado, goles y ocasiones por doquier y eso que el Śląsk se presentaba como un equipo duro atrás con apenas cinco goles encajados en ocho partido gracias, en parte, a la labor de Israel Puerto que volvió a ejercer como central titular junto al capitán Golla que tuvo algunos errores que beneficiaron al Zagłębie que estrenaba entrenador, Martin Sevela que sustituyó al holandés Van Dael tras arrastrar el equipo tres derrotas seguidas. Sevela es el primer entrenador de Eslovaquia en cuatro años en la Ekstraklasa siendo el último Jan Kocian en 2015 cuando dirigió por aquel entonces al Pogon Szczecin.

El Śląsk, en medio de un gran ambiente con más de 20.000 almas en las gradas del Miejski, se adelantó tras ver como casi Starzyński ponía el 0-1. El croata Stiglec centraba con gran precisión desde la izquierda y con un salto grandioso, Erik Expósito se imponía de cabeza al capitán eslovaco del Zagłębie, Guldan, marcando el primero. El de Santa Cruz de Tenerife lo celebró de manera efusiva, se quitó un peso de encima enorme tras muchas jornadas sin oler portería. Corría el minuto 22.

Puerto saludo a Expósito tras uno de los goles / Śląsk Wrocław Oficial

El Zagłębie no se amedrentó, fue un señor equipo sobre el tapete sileasiano, siempre fue un quebradero de cabeza en ataque para la defensa del Śląsk, mucho trabajo tuvo Israel Puerto, Żivec remató al larguero, fue la antesala del empate que llegó tras un penalti para los visitantes previa consulta por parte del árbitro internacional, Szymon Marciniak, con el VAR. Hubo manos de Golla, involuntarias, pero cortaba de manera evidente la trayectoria del lanzamiento de Tosik. Starzyński, el hombre de más calidad de ‘los mineros’, ponía el empate desde el punto fatídico a la media hora.

Cinco minutos después, con un Expósito lanzado tras librarse de la pesada carga de no marcar, llegaría el 2-1 anotado de nuevo por el chicharrero. Otra vez la jugada nació de las botas de Stiglec que combinaba con Łabojko, éste centraba hacia Pich que no controló bien con el pecho, el balón quedó dentro del área y Expósito estaba en el lugar exacto, amagó al defensa, lo dejó sentado y empaló a la red en un alarde de gran definición, de ariete puro, al estilo Ibrahimovic, ese delantero con el que Erik se siente identificado personal y futbolísticamente tal y como ha reiterado en varias ocasiones.

A pesar de cobrar una nueva ventaja, los locales se toparon con un equipo de Lubin desatado en la zona de arriba y prácticamente en la última jugada de primer tiempo, un centro de gran calidad de Starzyński lo cabeceaba a la red Kopacz tras ganar en el salto a Broź. Era el 2-2 y se cerraba así una primera parte para enmarcar de ambos equipos. Era difícil que ese ritmo e intensidad se mantuvieran en el segundo periodo pero nada más lejos de la realidad.

En el segundo tiempo, el equipo de Puerto y Expósito se expuso más, jugó más en campo rival con el consiguiente riesgo, así, en el 62′ en una contra, hasta seis jugadores del Zagłębie Lubin se dirigían como cohetes hacia la portería rival en un contraataque estupendamente montado que culminaba con un golazo el esloveno Sasa Zivec, tras un regate a un errático Golla, en lo que fue el 2-3 y su cuarto gol del curso. Dejó muchos espacios el equipo local, subestimando el poderío y la velocidad de la ofensiva del Zagłębie. Pero es cuando apareció Dino Stiglec, que junto a Expósito, dio una muestra de un nivel superlativo.

El croata, uno de los fichajes este verano del club tras jugar las últimas temporadas en el Olimpia Ljubljana de Eslovenia, está siendo uno de los jugadores de la temporada, sus subidas por la banda izquierda, su gran trabajo defensivo y su eficacia a la hora de centrar y en los lanzamientos de golpe franco directo están maravillando en la bella Wrocław. El balcánico anotaba el empate 3-3 en una falta directa ejecutada de manera magistral. Ya había dado el primer gol a Expósito y ahora marcaba con lo que se erigía como otra de las estrellas del duelo.

Era el minuto 65 y tres minutos después otra vez el equipo minero golpeó, balón en la frontal del área y enorme el zapatazo del internacional sub 20 polaco Slisz que se colaba por toda la escuadra. Un golazo y más teniendo en cuenta que le pegó de volea y de primeras sin controlar a pesar de la presencia amenazante de Musonda. Sin apenas tiempo para parpadear el partido estaba 3-4 para los visitantes y la condición de invicto de los de Wrocław peligraba. Los pupilos de Lavička se volcaron sobre la portería lubiniana y tuvieron premio a la fe y la constancia.

Era el último minuto y Chrapek metía un balón al segundo palo donde Expósito campaba a sus anchas, le dio tiempo a conectar a media altura un testarazo que repelía el meta Forenc, el rechace lo recogía el propio futbolista español para firmar el hattrick, quizás su mejor tarde como futbolista junto a aquel 5 de marzo de 2018 fecha de su primer gol en Primera División en Balaídos ante el Celta de Vigo aunque aquel día la UD Las Palmas perdió por 2-1.

Expósito es abrazado tras su tercer tanto / Śląsk Wrocław Oficial

El 4-4 se imponía como un resorte en el luminoso como una obra de arte y casi llegó el 5-4 con el partido agonizando, un control y remate posterior de volea del serbio Marković se fue muy cerca del larguero de Forenc en plena efervescencia. Al final empate, con ocho goles, haciendo honor a la historia de los enfrentamientos entre estos dos equipos, de hecho en los 31 últimos partidos entre ambos siempre hubo goles, el último 0-0 tuvo lugar allá por la temporada 1991/92, ya ha llovido.

El Śląsk Wrocław se abona al número cuatro, los goles que recibió y encajó en este partido, los partidos que lleva ganados, los empates que acumula de manera consecutiva y los tantos que lleva ya Erik Expósito con la camiseta verde del equipo. Se une a Jesús Imaz como otro de los españoles que ha conseguido un hattrick en Polonia esta temporada algo que antaño también lograron Caritos López e Igor Angulo.

Finalmente, los de Breslavia son segundos a un punto del líder, el Pogon Szczecin, con lo que aún pueden soñar con todo y más con un Expósito con la moral recargada recorriendo en este partido además 10,97 kilómetros, el décimo de todos. La próxima visita será a Kielce, allí jugará ante el Korona con el central marbellí Iván Márquez que se verá las caras con el canario. Mientras, Zagłębie Lubin es 12º a un punto del descenso y es el equipo más goleador a la que vez que más goleado de la Ekstraklasa.

FICHA TÉCNICA:

ŚLĄSK WROCŁAW OFICIAL

Śląsk Wrocław: Putnocky – Broź, Israel Puerto, Golla, Stiglec – Musonda (83′ Cholewiak), Łabojko, Chrapek, Pich (72′ Marković), Płacheta (90′ Hołownia) – Erik Expósito.

Zagłębie Lubin: Forenc – Czerwiński, Kopacz, Guldan, Balić – Żivec, Tosik (84′ Poręba), Slisz, Starzyński, Bohar – Sirk (69′ Dąbrowski).

Goles: 1-0 (22′) Erik Expósito; 1-1 (33′) Starzyński, de penalti; 2-1 (38′) Erik Expósito; 2-2 (45’+3′) Kopacz; 2-3 (63′) Żivec; 3-3 (65′) Stiglec ; 3-4 (68′) Slisz; 4-4 (90′) Erik Expósito.

Árbitro: Szymon Marciniak (Płock). Amonestó a los locales Stiglec y Golla.

Incidencias: Partido correspondiente a la 9ª jornada de la Ekstraklasa disputado en el Estadio Miejski de Wrocław ante 20.434 espectadores.

Jugadores españoles: Israel Puerto (Śląsk Wrocław)-> Titular, 90 minutos; Erik Expósito (Śląsk Wrocław)-> Titular, 90 minutos, 3 goles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce + dos =