Red Bull…un equipo, dos volantes

@redbullracing
0 1

Hay muy buen ambiente en Red Bull, y al parecer dos muy buenos pilotos. Un concentrado explosivo de talento y caras duras, de juventud y clase, una mezcla atípica entre un holandés y un tailandés-británico, un afincado y un recién llegado, un jefecito y alguien que no quiere ser su servidor.

En Spa, la primera juntos, Max Verstappen termino contra las barreras de Eau Rouge su carrera en la salida por el choque con “el abuelo” Kimi. Alex Albon concluyó quinto con una buena remontada, con un adelantamiento de miedo en Kemmel, con medio coche en el césped, donde pudo a pesar de todo superar a Sergio Pérez. Buenos adelantamientos y muchas ganas de mostrar al Doctor Marko y a todo el equipo que la decisión de promoverlo ha sido acertada.

Claro, en Monza tiene que confirmar lo visto en Bélgica, las carreras que faltan hasta el final de la temporada serán exámenes para Alex, para para confirmar cátedra en la universidad de la F1. Todavía ver a un Red Bull delante en el templo de la velocidad es algo improbable, a menos que la lluvia prevista en estos días energice aún más a los de las bebidas.

@redbullracing

Como era de esperar, volviendo los circuitos de verdad, las pistas rápidas, los Red Bull han perdido contacto con los Ferrari y Mercedes, pagan el gap de potencia de los motores Honda que todavía no han mejorado lo suficiente para llegar a ese nivel. Habrá ocasiones (Singapur, Suzuka, Interlagos) para intentar acercarse de nuevo al escalón más alto del podio, Verstappen tiene gana de volver arriba y ya ha olvidado lo ocurrido la pasada semana. Albon está preparado, sabe perfectamente que el monoplaza que tiene entre manos puede garantizarle el seguir con los de Milton Keynes en 2020, a menos que alguien de fuerte a la puerta del equipo, todavía no veo elecciones mejores. O que pueda con el holandés volador, de momento.

El viernes de los dos gallos ha sido positivo, con las condiciones meteorológicas variables, la lluvia, el fresco que han acercado las prestaciones de Max. Albon ha estado cerca de las prestaciones de su compañero de garaje, y mirando la “Energy Station” al lado del hospitality Ferrari en el paddock de Monza, ya me imagino los rayos entre ellos debidos a los diferentes bailes, el de la lluvia para los ingleses, el del sol para los de Maranello. Mamma mia!

Albon se siente satisfecho del trabajo de hoy viernes, jornada de de libres en la pista italiana, y ha subrayado lo buena que fue su actuación en Spa donde ha podido aprender rápidamente y adaptarse al nuevo coche sin problemas; el desafió y reto que tiene por delante, mejor, al lado en el mismo garaje, no lo asusta, además es un empuje a demostrar todo su valor para poder estar en Red Bull en 2020.

@redbullracing

Verstappen, por su parte, quiere “venganza” tras lo ocurrido en el arranque del GP de la pasada semana. No culpa para nada a Räikkönen, quizás solo el hecho de haberse despistado un poquito en la curva de la Source. Claro, le ha afectado bastante no poder ni asomarse a las gradas donde estaba la marea naranja que suele usualmente apoyarle, pero es consciente de las mejoras del paquete que tiene bajo mano y de poder pelear en un trazado donde al parecer los toros podrían estar acorralados, además de la penalizan que le hará salir al final de la parrilla en Monza.

Por todo esto, el fin de semana en Italia tendremos muchos bailes, en la fiesta de los 90 años de Ferrari que quiere volver a ganar en casa 9 años después el último triunfo rojo en Monza, el de un tal Alonso que hoy ha vuelto a pisar el circuito transalpino como

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.

tres + ocho =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar